• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La nueva autobomba nodriza, carrozada sobre chasis Scania, tiene una capacidad de 14.550 litros y la autoescala Magirus de 27 metros de altura sobre chasis Iveco, se ha adquirido para actuar en calles estrechas como las del Casco Urbano. El presupuesto municipal contempla 3,6 millones de euros para el Servicio de Extinción de Incendios, un 64 % más que en 2020.

Los Bomberos de Zaragoza renovarán a lo largo de este año su flota con la incorporación de cuatro nuevos vehículos de última generación que contribuirán a mejorar las labores de extinción y prevención de incendios, y que supondrá una inversión de 1,5 millones de euros.

La plantilla se verá también reforzada con los 62 bomberos que aprobaron la oposición en septiembre y que esta semana han superado con éxito el periodo de formación, por lo que el próximo lunes se incorporarán al cuerpo como funcionarios de carrera. Desde 1982 no habían entrado tantos efectivos en una sola convocatoria. En la última, en 2017, ingresaron 31.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, y el jefe del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Protección Civil, Eduardo J. Sánchez, han presentado este viernes los planes previstos para modernizar el cuerpo con el objetivo de garantizar un servicio público más eficiente. Para ello, cuentan con un presupuesto que ha crecido un 64 por ciento respecto al año anterior, hasta alcanzar los 3,6 millones de euros frente a los 2,1 millones del 2020.

Entre estos proyectos, se encuentran el nuevo Centro de Comunicaciones y la Sala de Crisis, que se ubicarán en el parque 1. Los dos equipamientos, dotados con la última tecnología, están diseñados para coordinar situaciones de emergencia, como la vivida a principios de año con la borrasca Filomena. Ambos estarán terminados y completamente operativos en el primer cuatrimestre del año.

Pero, además, los Bomberos de Zaragoza renovarán a lo largo de este año su flota con la adquisición de cuatro vehículos de última generación, para lo que se reserva una partida de 1,1 millón de euros en los presupuestos municipales para 2021, a la que hay que sumar los 396.000 euros del 2020.

De momento, el servicio cuenta con dos de estos cuatro vehículos: una autobomba nodriza y una autoescala, que el alcalde de Zaragoza ha conocido en primera persona en su visita al parque 1. La autobomba nodriza, carrozada sobre chasis Scania, tiene una capacidad total de 14.550 litros y se ha convertido en el camión más grande de una dotación compuesta por cien vehículos entre Bomberos y Protección Civil. Capaz de alcanzar los 4.500 litros por minuto en baja presión, se utilizará en incendios forestales o para apagar las llamas en edificios industriales de gran tamaño. Con un coste de 369.000 euros, estará operativo en las próximas semanas en el parque 1, una vez que se termine de equipar por dentro, ha explicado el jefe de Intervención, José María Tabuenca.

La nueva autoescala Magirus de 27 metros de altura, carrozada sobre chasis Iveco, y capacidad para llegar a un octavo piso, está pensada para intervenir en calles estrellas como las del casco urbano. Con un coste de 594.000 euros, incorpora importantes novedades respecto a la actual, ya que dispone de una línea de vida, lo que redundará en una mayor seguridad para los bomberos, y una cesta de 400 kilos, cien más que las otras, en la que cabrán cuatro personas. Sustituye a una autoescala de 18 metros de altura que fue adquirida en 1985. La dotación de nuevos vehículos se completará con la llegada a lo largo del año de dos bombas ligeras.

De ambulancia a puesto de mando
Con el objetivo de aprovechar todos los medios disponibles, los Bomberos de Zaragoza han reconvertido una ambulancia en un puesto de mando y comunicación. Las ambulancias tienen una vida útil de diez años, por lo que, transcurrido ese tiempo, deben ser retiradas. Para darle una segunda oportunidad, los bomberos la han adaptado por dentro, de tal forma que se utilizará como puesto de comunicación en situaciones de emergencia, como puede ser un choque de trenes, una crecida del Ebro o en la búsqueda de un desaparecido.

En estos operativos entran en juego la unidad de drones creada en 2020, a la que se incorporarán nuevos aparatos de vuelo pensados para el entorno urbano. Los drones fueron utilizados en las fechas navideñas para controlar el aforo del centro de la ciudad y garantizar la seguridad en el contexto de crisis sanitaria.

Además, está previsto adquirir también otros dos todoterrenos pick-up con cuchillas quitanieves desmontables para Protección Civil. Por otro lado, los Bomberos de Zaragoza dispondrán también este año de un vehículo específico para transportar contenedores de seis metros de longitud. Esto les permitirá ganar tiempo en situaciones en las que necesiten transportar material, algo que actualmente hacen con un remolque.

Por ejemplo, en un accidente con sustancias químicas, los bomberos llevan hasta el lugar del suceso un núcleo bacteriológico para poder descontaminarse después. “Con este vehículo podremos transportar la unidad entera y perfectamente montada, por lo que ganaremos tiempo, ya que ahora la tenemos que montar la instalación cuando llegamos”, ha apuntado Tabuenca.

Estos nuevos vehículos aportarán también más seguridad a los agentes desplegados, ya que están dotados con las últimas medidas de protección disponibles en el sector.

Más inversiones en los presupuestos
El presupuesto municipal incorpora otras inversiones que reflejan el compromiso del equipo de Gobierno PP-Cs con un servicio público esencial para la ciudad, como es la construcción de un edificio para realizar prácticas con fuego real en el parque 5 de La Cartuja que cuenta con una partida de 250.000 euros.

Además, las cuentas incluyen también una partida de 25.000 euros para desarrollar el proyecto europeo sobre hidrógeno 'HyResponder', en el que participan los Bomberos de Zaragoza y una suma de 85.000 euros para las actividades culturales del Museo del Fuego.

Por último, se actualizará el Plan de Emergencia Municipal aprobado en 2014 y se aumentará la dotación de Voluntarios de Protección Civil compuesta actualmente por setenta integrantes.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn