• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Esta unidad planifica la respuesta del SUMMA112 ante emergencias de tipo nuclear, radiológico, biológico y químico. el grupo de transporte sanitario de pacientes con riesgo biológico lucha, desde el comienzo de la pandemia, con personal altamente cualificado y formado para la ocasión. Un reportaje de nuestro colaborador Cristian Fernández Giner, TES de SUMMA 112 Madrid.

El Departamento de Catástrofes y Situaciones Especiales del SUMMA112 depende de la dirección médica asistencial a cargo de María Ángeles Semprún Guillén, coordinadora médico; una enfermera responsable de Incidentes de Múltiples Víctimas (vacante en estos momentos) y de Carlos Méndez Alonso, técnico en emergencias sanitarias y responsable de Salidas Internacionales, Dispositivos Especiales y Departamento de Catástrofes del SUMMA112.

Entre sus competencias se encuentran: gestionar los ejercicios y simulacros para comprobar la eficacia de los diferentes procedimientos, y garantizar el buen mantenimiento y almacenamiento del material logístico para dar respuesta a grandes emergencias y catástrofes.

De las diferentes actividades del este departamento, una de las más importantes y relevantes a día de hoy se basa en planificar la respuesta del SUMMA112 ante emergencias de tipo Nuclear, Radiológico, Biológico y Químico (NRBQ). Para ello se organizan con equipos de alerta localizados que han de gestionar y garantizar los recursos, asegurando la respuesta ante las situaciones mencionadas.

Gracias e ello, este dispositivo pudo garantizar los traslados y la seguridad de los equipos de intervención durante las primeras semanas de la pandemia.

El equipo de respuesta ante incidentes NRBQ se crea en el SUMMA 112 a raíz de los primeros casos de españoles contagiados por el virus del ébola en el año 2014 en Liberia y Sierra Leona. El SUMMA112 fue el responsable de los traslados de las personas repatriadas infectadas por el virus del ébola al Hospital Carlos III de Madrid.

En la actualidad existen 4 grupos de retén, formados cada uno de ellos por dos médicos, tres/cuatro enfermeras y cinco /seis técnicos en emergencias sanitarias.

EQUIPO DE TRANSPORTE SANITARIO DE RIESGO BIOLÓGICO
Ante la llegada del COVID19 a nuestro país, en cuestión de horas se pasa a estado de alerta, se adaptan 2 UVIS móviles, el vehículo de Procedimientos Especiales y los de Apoyo y Coordinación para hacer frente a la pandemia. El habitáculo de las ambulancias de SVA se protege forrándose con plásticos para una mejor desinfección y evitar en todo lo posible el contagio, quedando aislada la cabina de conducción del habitáculo sanitario. Del mismo modo se protege el material de electromedicina necesario.

Dada la demanda sanitaria por el rápido contagio del virus SARS-CoV-2, se incorporan nuevos miembros a la dotación; 6 médicos, 5 DUES y 12 TES para cubrir con garantías los traslados; todos ellos con formación específica ante riesgo NRBQ.

La virulencia de la infección obliga al grupo de transporte sanitario de riesgo biológico a permanecer de manera presencial, 24horas al día, todos los días de la semana; asignándose las guardias correspondientes en turnos de libranza ofrecidos por los sanitarios del equipo.

Este grupo de traslados, integrado en el equipo de riesgo NRBQ, dentro del Departamento de Catástrofes y Servicios Especiales, ante la mayor crisis sanitaria de los últimos 100 años, continúa al frente en la lucha por recuperar cuanto antes la normalidad, haciéndose cargo de los traslados, principalmente interhospitalarios, de pacientes cuyo contagio se ha confirmado y se encuentran en estado crítico, y de este modo, poder recibir soporte vital avanzado durante el traslado hacia el centro útil asignado.

Dentro de cada grupo, los componentes adoptan el rol que se le asigne antes de cada traslado. Por lo tanto, el médico, la enfermera y unos de los TES, siempre habrán de vestirse con equipo de protección completo supervisado por el TES observador, que suele ser también el coordinador de traslados de cada grupo de retén. Los demás técnicos se reparten el resto de cometidos: uno se encarga del vehículo de logística (vehículo de procedimientos especiales); asegurándose del buen funcionamiento del vehículo y de revisar todo el material de los equipos colocados al efecto en diferentes contenedores del espacio de carga. Además de material sanitario de reserva, se ocupa de que no falten equipos de protección (EPIS), agua, alimentos, equipos de electromedicina, material fungible y desinfección, etc. Otro de los TES, denominado “limpio”, será el conductor de la UVI de traslados y en ningún momento entrará en contacto con el paciente ni con los compañeros a cargo del mismo que viajan en el habitáculo sanitario; aunque también utiliza mascarilla, bata, doble guante y gafas de protección como medida de seguridad.

En caso de ser necesario un traslado simultáneo, el TES conductor de uno de los equipos tendrá la responsabilidad de hacer de observador en la puesta de los EPIS, y, lo más importante: a la hora de desvestirse marcará, según el procedimiento, los pasos a seguir para que todo se desarrolle con la máxima seguridad; pues es en el momento de despojarse de los EPIS cuando mayor riesgo de contagio se da. El TES coordinador pasará a formar parte del segundo equipo para dar cobertura total a ambos traslados.

El material desechado se introduce en bolsas que son precintadas y depositadas en contenedores específicos para su eliminación.
La dedicación, profesionalidad e implicación de los miembros del equipo es una de las menciones a tener en cuenta. Con toda seguridad la gestión, coordinación y excelente trabajo de todo el personal ha influido y mucho en el resultado final.

Una vez finalizado el traslado se procede a la desinfección, o bien en las instalaciones del SUMMA112, o en cualquiera de los túneles de desinfección instalados por los bomberos de la Comunidad de Madrid, como apoyo a los sanitarios en esta dura tarea. Han dado soporte en diferentes horarios el parque de Parla, bomberos de las instalaciones del Instituto de Formación Integral en Seguridad y Emergencias (IFISE), parque de Leganés e IFEMA hasta el 30 de abril, quedando, hasta mediados de mayo, una línea de desinfección en el Parque de Bomberos de Coslada las 24h del día.

Durante el resto del mes de mayo, P.C. de San Sebastián de los Reyes ha ofrecido una línea de descontaminación en sus instalaciones.

MATERIAL Y VEHÍCULOS
-2 cápsulas de aislamiento individual de presión negativa.
-1 cápsula de aislamiento individual de presión negativa para formación.
-2 tiendas de descontaminación individual _solo para válidos_
-1 tienda de descontaminación masiva con dos líneas diferentes. Una para pacientes e intervinientes válidos con capacidad de desinfectar 15 personas por hora, y otra para pacientes e intervinientes no válidos con capacidad de desinfectar 4/6 personas por hora.
-EPIS (monos completos) con máximo nivel de seguridad. categoría 3-B.
-Calzas y capuchas. Nivel 3 de seguridad.
-Mascarillas de protección FFP3, gafas protectoras estancas y guantes de nitrilo.
-Pantallas protectoras anti salpicadura de riesgo biológico.
-Arcones de material de protección biológica y química.
-Mascarillas con filtro polivalente.
-Mascarillas con filtro autoventilado para productos químicos.

El departamento dispone de una furgoneta adaptada de procedimientos especiales, un vehículo 8x8 anfibio de gasolina para el rescate y traslado de pacientes y un remolque con material de intervención. En caso de ser necesario se incorporan unidades móviles del parque de vehículos a la unidad para el desempeño de sus funciones.

FORMACIÓN
Todos los miembros del equipo NRBQ deben haber recibido el curso de procedimientos básicos ante riesgo NRBQ del SUMMA 112 para poderse incorporar a esta unidad.

Cada quince días desde su incorporación, realizan un reciclaje que incluye entre estas prácticas la puesta de los equipos de protección, manejo de cápsula de aislamiento individual y su traslado en la ambulancia. Gracias a ello, durante el estado de alarma, ningún sanitario del grupo de traslados se ha contagiado; señal de que las medidas de protección y el riguroso cumplimiento de los procedimientos han sido los adecuados.

Colaboran en el control y vigilancia del inventario, reciben formación con prácticas del nuevo material que se vaya asignando a la unidad e información de la actualización de procedimientos.

Todos los años, en colaboración con la Escuela Militar NRBQ de Hoyo de Manzanares, se realizan simulacros colaborando en desarrollo de los mismos. Del igual modo, en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias y el GIEDMA se realizan jornadas de formación y perfeccionamiento en riesgo NRBQ.

Actualmente está pendiente la elaboración de un procedimiento conjunto de actuación del SUMMA112 con los bomberos de la Comunidad de Madrid que pueda unificar criterios de actuación y sumar en la lucha ante epidemias y pandemias de estas características.

Tanto Carlos Méndez, responsable de esta unidad, como otros miembros del equipo, han recibido el curso de Especialista en Defensa NRBQ de 6 meses de duración; participando en simulacros nacionales e internacionales donde aportan sus conocimientos e incorporan nuevas técnicas y procedimientos para mejorar cada día en la práctica de su trabajo.

OTROS RECURSOS
Dentro de la gran familia sanitaria que supone el SUMMA 112, el resto de equipos de soporte vital avanzado, durante la pandemia, se encargan de atender in situ a pacientes inestables o críticos con posible COVID positivo o positivo confirmado en domicilios, residencias, vía pública, etc., trasladando a los hospitales de referencia con los EPIS de protección y con pautas establecidas de seguridad a los pacientes que lo precisen. 

El resto de unidades extrahospitalarias, ambulancias de SVB y Unidades de Atención Domiciliaria médicas o de enfermería, también han sido reforzadas ante la gran demanda de atención de pacientes con posible contagio o positivo confirmado por toda la Comunidad de Madrid; así como el Parque Móvil, Servicio de Logística Asistencial y Centro Coordinador; ejerciendo, junto con el resto de dispositivos, SUAP, SAR, Centros de Salud, Hospitales y Hospital de Campaña del IFEMA, una labor encomiable ante la pandemia.
De la solidaridad y el compromiso de diferentes cuerpos militares, bomberos, SUMMA112, Protección Civil (SAMUR), empresas privadas de seguridad, logística, limpieza, cadenas de restauración, alimentación y un largo etc., nació el mayor Hospital de Campaña construido hasta la fecha. IFEMA ha sido un ejemplo de buena gestión y trabajo en equipo.

Se cerró a finales de abril, quedando listo para funcionar si por algún rebrote las camas de UCI de los hospitales habituales corriesen riesgo de colapsar.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn