• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El consorcio de bomberos de Diputación de Castellón amplía el dispositivo ante nevadas con dos nuevos vehículos quitanieves de la marca MAN, una moto de nieve para rescates y un vehículo AVT.

El Consorcio Provincial de Bomberos ha incorporado cuatro nuevos vehículos para prevenir el efecto de la nieve y el hielo en las carreteras y los municipios de la provincia. Las prioridades marcadas para la actual campaña pasan por una intensificación de los medios tanto para limpieza de viales como para rescates, por lo que se han adquirido nuevos vehículos para cumplir ambos fines y garantizar la respuesta más rápida y eficaz al servicio de los municipios y los vecinos de la provincia.

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha supervisado junto al diputado Luis Rubio el dispositivo dispuesto para este invierno, que se ha activado precisamente ahora que el frío y el viento comienzan a afectar, especialmente al interior de la provincia. Precisamente es ahora cuando se ha hecho el despliegue ante el riesgo de que empieza la temporada de nevadas que cada invierno afecta al interior de la provincia.

Moliner ha destacado que “además del equipo de bomberos especializados en estas tareas específicas, hemos ampliado la maquinaria especializada para actuar ante estas emergencias. Hemos reforzado el servicio para asegurarnos de dar una respuesta aún más ágil y eficaz tanto a los vecinos como a las cientos de pequeñas empresas que hay en los territorios del interior, especialmente las granjas, que muchas veces se quedan aisladas durante días”.

El diputado provincial de Bomberos, Luis Rubio, ha explicado por su parte que “respecto a la limpieza de viales, añadimos en esta campaña dos nuevas máquinas quitanieve marca MAN, carrozados por Incipresa, que junto a las dieciocho existentes, son 20 máquinas las que tenemos para mantener despejados los accesos a municipios, calles y viales. Estos vehículos son claves para mantener la normalidad en todos los puntos de la provincia que puedan verse afectados por nevadas y heladas”.

Con todo, el dispositivo especial de prevención de nevadas y heladas del Consorcio Provincial de Bomberos cuenta con más de 130 efectivos distribuidos de la siguiente manera: 20 máquinas quitanieve, nueve vehículos salero, 200 toneladas de sal, los efectivos de los parques de bomberos de Benicarló, Oropesa del Mar, Nules y Segorbe, la Unidad de Rescate de Montaña, los parques de bomberos voluntarios de Morella, Benassal, Lucena del Cid, Atzeneta y Onda, 14 parques rurales de emergencia con sus respectivas Unidades de Bombers Forestals de la Generalitat, Unidad de Maquinaria Pesada y Logística con cinco palas cargadoras y una fresadora, moto de nieve para rescates y vehículo AVT para rescate.

Refuerzo del acceso rápido de rescate

El Consorcio Provincial de Bomberos ha reforzado su Unidad de Rescate de Montaña en lo que tiene que ver con la adquisición de dos vehículos especializados en el acceso rápido a zonas aisladas por nieve.

“Se trata de una moto de nieve para rescates y un vehículo AVT, ambos dotados de cadenas especiales para avanzar por la nieve, preparados para llevar remolque y camilla de rescate. Este tipo de vehículos se utilizan cuando hay que acceder a una zona aislada por la nieve, en circunstancias extremas en las que es imposible acceder con helicóptero u otro vehículo”, ha explicado el diputado.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn