• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El concurso se ha adjudicado por 12,5 millones de euros por un periodo de tres años prorrogable. El SUC renueva sus nueve ambulancias y el Transporte No Urgente (TSNU), con carrozado sobre chasis Mercedes-Benz, e incrementa los vehículos y horas de servicio.

La Consejería de Sanidad ha renovado el parque móvil del transporte sanitario terrestre en La Palma, tanto urgente como no urgente, tras la adjudicación del nuevo concurso por un importe de 12,5 millones euros hasta el 31 de diciembre de 2023, periodo que podrá ser prorrogable. Los nuevos recursos, un total de 20 ambulancias carrozadas sobre chasis Mercedes-Benz, empezarán a operar el día 7 de enero y la presentación oficial ha tenido lugar hoy en la capital palmera, con la asistencia del consejero Blas Trujillo y el presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, entre otras autoridades.

En cuanto al transporte sanitario urgente del Servicio de Urgencias Canario (SUC), la Isla dispondrá de dos ambulancias de soporte vital avanzado (ASVA), ubicadas en Santa Cruz de La Palma y Los Llanos de Aridane, además de siete ambulancias de soporte vital básico (ASVB), es decir, moderniza sus nueve recursos. Dentro de las novedades que se incorporan, las ASVB situadas en Tijarafe y San Andrés y Sauces contarán con un equipamiento medicalizable.

Por otra parte, el Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) en La Palma tendrá 11 ambulancias de traslado sanitario colectivo, una más que en el anterior concurso.

Además del incremento de recursos, el TSNU aumenta en un 32% las horas de servicio semanales, distribuidas según programación de lunes a domingo. También se duplica el número de ambulancias del TSNU con camilla, de 3 a 7, y se incorpora una unidad bariátrica para permitir el traslado de pacientes obesos con mayor seguridad y comodidad.

Equipamiento
En el caso del SUC, además del nuevo dimensionamiento de la flota, hay que destacar las  mejoras en el equipamiento técnico de los vehículos, que incorpora material de telemedicina de última generación con posibilidad de trasmisión de datos; equipos DESA (desfibriladores semiautomáticos) en todos los recursos sanitarios; unidades bariátricas para el traslado de pacientes obesos; posibilidad de mejorar el equipamiento de las ASVB con electromedicina para posibilitar la medicalización del recurso en caso necesario y la mejora en el carrozado de los vehículos para una mayor versatilidad.

Asimismo, se incluye un equipamiento para control de flota y hardware para destinado a la implantación de Historia Clínica Digital. Además, se sustituye la tecnología analógica por la digital (TETRA) y se incorpora la tecnología móvil con datos. Otra novedad está relacionada con la incorporación de dispositivos móviles y tabletas de última generación para facilitar la digitalización de la información y optimizar la coordinación entre el personal de los recursos, la sala de coordinación y el centro hospitalario de referencia.

Entre las nuevas prestaciones del Transporte Sanitario No Urgente, todos los vehículos disponen de desfibriladores. Los de tipo colectivo cuentan con asientos abatibles intercambiables por sillas de rueda; sillas de traslado tipo oruga para mejorar las transferencias y tomas de corriente de 220W para los pacientes portadores de equipamiento médico.

Asimismo, se mejora la coordinación y la gestión de flota con un aplicativo que controla la disponibilidad de los recursos y sus plazas, así como el diseño de las rutas para acortar el tiempo de los trayectos. Por último, el usuario tendrá acceso a una aplicación de telefonía móvil con un sistema de mensajería gratuito que le comunicará su hora de recogida, así como otras informaciones de interés referente al servicio que se le presta.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn