• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Como uno más, los servicios seis de aeropuertos tiene que hacer frente a las situaciones de emergencia surgidas dentro de los aeropuertos. Hay que recordar que los tres grandes aeropuertos de España; Adolfo Suarez Madrid, el Prat Barcelona y palma de Mallorca tiene un tránsito diario conjunto de cerca de las 367.000 personas. Un reportaje de nuestro colaborador Manuel Rujas, sargento conductor de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

Como uno más, los servicios SEIS de aeropuertos tiene que hacer frente a las situaciones de emergencia surgidas dentro de los aeropuertos. Hay que recordar que los tres grandes aeropuertos  de España; Adolfo Suarez Madrid, El Prat Barcelona y Palma de Mallorca tiene un tránsito diario conjunto de cerca de las 367.000 personas. Las cifras anuales de viajeros por aeropuerto son de 54 millones Adolfo Suarez, 50 millones El Prat  y 30 millones Palma de Mallorca. Como es normal, todo este tránsito de personas crea innumerables situaciones en las que es necesario la intervención de los servicios de emergencia.

UNA NORMATIVA AEROPORTUARIA MUY ESTRICTA
“De acuerdo a lo establecido en el AMC5 ADR.OPS.B.010 (a)(2) (a) del [DR-4], el Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios debe alcanzar un tiempo de respuesta que no exceda los tres minutos, con un objetivo operacional de no exceder los dos minutos, desde la llamada inicial al SSEI, a cualquier punto de la pista operacional, en condiciones óptimas de visibilidad y superficie, y que se encuentren en posición de aplicar espuma con un régimen de, al menos, el 50% del régimen de descarga especificada en la Tabla 6 de la presente Instrucción”.
Como leemos en el texto el tiempo de respuesta del que disponen los SEIS en los aeropuertos es de 3 minutos para hacer frente a cualquier incidencia dentro de su zona asignada. Una parte muy importante para conseguir este tiempo de respuesta es el tipo de vehículo del que disponen estos cuerpos de bomberos. 

UN CAMIÓN ADAPTADO PARA CADA NECESIDAD
No todos los aeropuertos son iguales. Esto crea unas necesidades diferentes para hacer frente a los posibles siniestros. Actualmente existen distintas categorías de aeródromos que se catalogan del 1 al 10.  Según esta numeración se ha de cumplir con un número de vehículos y de personal para hacer frente a los posibles siniestros. De la categoría 1-5 la norma exige un solo vehículo. Entre la 6-7 don vehículos, y en las tres últimas 8, 9 y 10 es obligado disponer de 3 vehículos. Las distintas categorías del aeródromo las marca el tipo de avión que lo utiliza.  Por poner un ejemplo, en un aeródromo de categoría 10 recibe habitualmente aeronaves con una longitud total entre los 76 m y los 90 m y con anchuras máximas de fuselaje de 8 m. Para hacernos una idea de estos datos, el coloso del fabricante de aviones europeo Airbus, las medidas es su modelo A380 son: 73 m de largo por 80 m de envergadura y 7,15 de ancho de fuselaje. Para hacer frente a estas espectaculares medidas el camión de bomberos tiene también que tener unas capacidades a la altura de este reto.

COLOSOS DEL AEROPUERTO
Si nos preguntan a qué asociamos las palabras Dragon, Toro y Panther, seguro que potencia, agilidad y velocidad son sin ninguna duda los términos más elegidos. La elección de estos nombres por parte de los carroceros para denominar sus camiones no es gratuita y nos advierte que estos vehículos de aeropuertos son muy especiales.

Las características que deben de ofrecer estos vehículos condicionan su diseño. Exhiben una estética exterior con aire futurista que los hacen inconfundibles. Son camiones ágiles y rápidos con unas prestaciones espectaculares. Se puede decir que estos vehículos de SEIS de aeropuerto se asemejan más a un camión de carreras que a uno de bomberos. 

En estos camiones se necesita un sistema de tracción total para poder hacer frente a cualquier incidencia dentro o fuera de las pistas. Las configuraciones de ejes disponibles según el fabricante son; 8x8, 6x6 y 4x4.

Los tres fabricantes de vehículos contra incendios con más solvencia en este mercado y que en su catálogo de producto comercializan estos colosos del aeropuerto son; Magirus, Iturri y Rosenbauer.  Cada uno de ellos montan mecánicas diferentes en estos vehículos. Pero todos ellos buscan la excelencia equipando los motores más potentes de los disponibles en el mercado.

Magirus utiliza el nombre de Dragon para sus vehículos estrella de aeropuerto y ofrece las tres configuraciones de ejes. Sus cadenas cinemáticas están equipadas con motores propios de la casa matriz. Para los modelos 8x8 denominados Superdragon y Dragon 6x6, Magirus nos sorprende con dos potentes motores Cursor 13 en paralelo de 560 cv cada uno.  Conjuntamente este grupo propulsor genera 1.120 cv. Tanto en el modelo 8x8 como en el 6x6 la velocidad punta está limitada a 135 km/h. Para alcanzar los 80 km/h el Superdragon necesita 25 segundos, frente a los 20 del Dragon 6x6. Esta diferencia de 5 segundos es debida principalmente a la MMA de cada modelo. Mientras que en el 6x6 su masa es de 40 t, el Superdragon 8x8 alcanza las 52 toneladas. 

 El fabricante austriaco Rosenbauer denomina Panther a su buque insignia. Actualmente comercializa su 4ª generación. Esto nos da una idea de la calidad del producto. Se presenta también con tres configuraciones de ejes; 8x8, 6x6 y 4x4. En los modelos 8x8 los dos ejes delanteros son direccionales, lo que le garantiza una excelente maniobrabilidad.  Las cadenas cinemáticas de los Panther hoy en día son las más potentes del mercado en los vehículos 8x8.  Sus dos motores Volvo Penta dan conjuntamente una cifra de 1.450 cv (la cifra está bien). Hay que comentar que estas motorizaciones son de lo más potente que existe en el mercado de motores industriales para automoción. Esta cadena cinemática es capaz de impulsar a 80 km/h sus 52 toneladas de masa en tan solo 25 segundos. Su punta de velocidad también impresiona ya que puede alcanzar los 135 km/hora.

El tercer carrocero es la marca española Iturri. El nombre elegido para su vehículo no podía ser otro que el animal más significativo de la geografía española, el Toro. Su producto se centra en configuraciones 4x4 y 6x6.  Las cadenas cinemáticas del fabricante español para su modelo estrella está compuesta con un motor de 700 cv de la casa noruega Scania. Para su modelo más básico el 4x4 de solo 20 t, Iturri confía en los motores desarrollados por MAN Truck que ofrecen una potencia de 540 cv.

Las cajas de cambios tienen que ser capaces de aguantar esa cantidad de par y potencia que desarrollan estos motores. Dos son las marcas llamadas para este tipo de trabajo tan duro. La casa americana Twin Disc, empresa especialista en transmisiones para todo tipo de vehículos pesados con necesidades especiales de tracción y la también americana Allison Transmission que es ya conocida en los SEIS por ser parte integrante de gran número de sus cadenas cinemáticas.

Como hemos visto la parte mecánica de estos colosos para llegar al siniestro en el tiempo que marca las Norma ICAO, NFPA, FAA está bien dimensionada. En cuanto a los elementos del camión destinados a la extinción, los distintos fabricantes tampoco escatiman en sus prestaciones. Las bombas de impulsión que equipan estos vehículos impresionan por su tamaño y su capacidad, ya que para el trabajo que han de realizar estos camiones se necesita gran cantidad de agente extintor en muy poco tiempo.  Sus procedimientos operativos  difieren mucho de una intervención tipo (fuego en vivienda) a la que estamos acostumbrados. Todos sus equipos específicos contra incendios tienen como prioridad rociar la aeronave siniestrada con la mayor cantidad de agente extintor en el mínimo tiempo posible.  De ahí vienen sus grandes prestaciones para la extinción, ya que estos camiones son capaces de lanzar por los monitores que equipan en el techo y en el frontal de la cabina la cifra de 9.000 l/minuto y con un alcance efectivo de chorro  de 100 metros. La capacidad de transporte del agente extintor en estos camiones varía según su número de ejes. Los vehículos ARFF 4x4 suelen equipar depósitos con una capacidad de agua superior a 5.000 litros. Para los 6x6 el volumen de agua se incrementa al doble, siendo capaces de transportar la cantidad de más de 10.000 litros. En el siguiente escalón los todopoderosos 8x8 son capaces de trasladar al lugar de la intervención más de 15.000 litros. A este hay que sumarle un depósito específico para espumógeno con capacidades que van desde los 500 litros en los 4x4 a los 2.000 litros de los 8x8.

Como hemos visto por sus características, estos vehículos de bomberos ARFF son sin ninguna duda los colosos de los SEIS.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn