• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Se pone en marcha un nuevo proyecto pionero que permite asegurar la equidad en el acceso a un centro de alta tecnología sanitaria y con profesionales ultra especializados, sea donde sea el paciente. Cerca de 1.400 enfermos críticos de alta complejidad pueden beneficiarse de este servicio. Se trata de nuevas unidades móviles especializadas y circuitos acordados para el tratamiento y traslado de los enfermos críticos de alta complejidad.

Salud ha puesto en marcha un nuevo proyecto con el que se mejora la atención y el transporte de una tipología de paciente que requiere unas tecnologías muy concretas y unos profesionales con una experiencia muy determinada. Se calcula que anualmente el sistema atiende cerca de 1.400 enfermos con estas características. La cifra puede aumentar debido a la pandemia de la Covidien-19. El acuerdo entre los centros y Salud garantiza una estructura sólida en las unidades móviles. El nuevo proyecto también contempla completar y mejorar el equipamiento de las ambulancias.

El objetivo principal, según explica el director del CatSalut, Adrià Comella , es "garantizar la equidad de acceso a cualquier ciudadano para mejorar la calidad en la asistencia sanitaria del paciente crítico complejo cuando éste se encuentre en un entorno hospitalario que, por sus características, haya alcanzado ya el techo terapéutico y necesite una atención aún más especializada " .

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) es el ente encargado de liderar el proyecto. La entidad ha establecido de la mano de los expertos los criterios clínicos del tratamiento y traslado del paciente, así como de los flujos entre centros. Por su parte, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) es el ente encargado de coordinar y garantizar los circuitos establecidos. También ha adquirido dos unidades móviles súper especializadas y una tercera de transporte para pacientes que requieren oxigenación extracorpórea. El proyecto cuenta con la participación de cinco hospitales: el Hospital Universitario de Bellvitge, el Hospital Clínico de Barcelona, ??el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, del Hospital Vall d'Hebron y el Hospital Germans Trias i Pujol . Estos centros aportan los de profesionales especializados que formarán parte de las unidades.

A partir de ahora, cuando un enfermo crítico de elevada complejidad que se encuentre sen un área de urgencias UCI que no sea de tercer nivel y que requiera valoración para traslado hasta un centro terciario, una ambulancia del SEM, con personal de estos cinco hospitales, se desplazará al lugar y comenzará a atender al paciente desde el momento de la llegada de la unidad, con el conocimiento y la experiencia de la máxima complejidad. Una vez estabilizado, se procederá a su traslado con toda la electromedicina necesaria y bajo control en todo momento, hasta la llegada al hospital de destino.

El gerente del SEM, Antoni Encinas, destaca que " la acción terapéutica de máxima especialización comienza en el lugar donde se encuentra el paciente, avanzando así su tratamiento y haciendo posible el traslado. De no ser así, en algunas ocasiones sería inviable " . 

El proyecto integra la alta tecnología hospitalaria, la continuidad asistencial y la cooperación y estructuración de la red sanitaria pública en cuanto a los pacientes críticos. Todo ello, mediante una precisa coordinación de flujos de comunicación con todos los interlocutores perfectamente definidos.

Según la directora del Área Asistencial del Servicio Catalán de la Salud, Xènia Acebes, "se trata de una actividad pionera, que permitirá hacer llegar los conocimientos y la tecnología allí donde sea necesario, y realizar un traslado con calidad y seguridad en la unidad de Cuidados Intensivos (UCI) donde se garantice el diagnóstico y tratamiento definitivo. "

Esto significa que, en caso de que cualquier enfermo crítico de Cataluña, sea donde sea, necesite un apoyo médico más avanzado y especializado tenga a su alcance el acceso a un entorno UCI de tercer nivel. Es decir, unidades ultraespecialitzades donde se atienden casos clínicos del máximo nivel de gravedad y complejidad para garantizar el mejor tratamiento posible.

Se trata, pues, de dar apoyo a los entornos hospitalarios que lo precisen acercando tanto a los profesionales altamente especializados así como la tecnología que está disponible. " Necesitamos este personal sanitario especializado para poder tratar esta tipología de paciente allí donde se requiera ", apunta Sara Manjón, directora del Área de Organizaciones y Profesionales del Servicio Catalán de la Salud. Y recalca que uno de los otros objetivos que busca el proyecto es poder extender el conocimiento médico para todo el territorio.
  

Implicación hospitalaria
Los hospitales de mayor capacidad tecnológica de Cataluña aglutinan los principales avances en diferentes técnicas de sistemas de apoyo respiratorio y circulatorio, así como los conocimientos sobre el paciente crítico complejo. El director general del Hospital Clínico de Barcelona, Josep Maria Campistol, destaca como " el proyecto obedece a la necesidad que tiene hoy Cataluña y nuestro sistema sanitario de atender correctamente estos enfermos estén donde estén. Un proyecto muy importante que dará más equidad en todo el territorio " . El gerente del Hospital Universitario Vall d'Hebron, Alberto Salazar, hace hincapié en cómo este trabajo conjunto ayudará a que "los hospitales terciarios puedan dar un mejor servicio a todos los ejes del resto del territorio ". 

Así pues, gracias a la cooperación entre el CatSalut, el SEM y los cinco hospitales, este nuevo servicio beneficiará a esta tipología de enfermo que, su tratamiento, requiere personal ultraespecialitzat. La Directora de centro del Hospital Universitario de Bellvitge, Cristina Capdevila, explica cómo "no se trata sólo de un proyecto de traslado sino un proyecto de compartir conocimiento tanto en el SEM como con los otros hospitales comarcales" . Para el director del Hospital Germans Trias i Pujol, Antoni Dávalos, supone "consolidar una actividad que ya llevábamos tiempo desarrollando y que aportará un gran beneficio para los paciente de todo el territorio" .

Las dos unidades móviles que se ponen a disposición estarán formadas tanto por profesionales del SEM como profesionales de estos centros hospitalarios especializados en este ámbito. " Todo lo que sea proyectos que den un mejor servicio al conjunto de la población, que garanticen la equidad, accesibilidad y den salida al talento, conocimiento y competencia científica y técnica que hay dentro de los hospitales, creemos que es algo que nos beneficia en conjunto ", destaca Gemma Craywinckel, directora gerente del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo.

Tipología de paciente
Con esta nueva actividad se dará la posibilidad a personas en estado crítico de todo el país de una asistencia de la complejidad que se requiera siempre que la necesiten. La gran mayoría serán enfermos pertenecientes a una agrupación de patologías, como por ejemplo, choque cardiogénico, paciente neurocrítico, fracaso multiorgánico o hipotermia accidental, entre otros. En definitiva, patologías que no se recogen en las instrucciones de los códigos de activación ya establecidos.

En este sentido, a través de la Central de Coordinación Sanitaria del SEM, y en concreto, desde la mesa interhospitalaria, que cuenta con personal especializado, se optimizarán los recursos para tener una imagen real de camas disponibles en las UCI de Cataluña y de las necesidades específicas de cada enfermo.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn