• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Diez vehículos están dotados de equipos de respiración, detectores de gases, linterna y los elementos necesarios para constituir un puesto de mando avanzado en los siniestros. Otras 30 furgonetas dispondrán del material operativo necesario, EPIS, botellas de aire y otros equipos a alta presión, para cualquier intervención o para trasladar material pesado.

La Junta de Gobierno municipal del Ayuntamiento de Madrid ha autorizado el contrato de suministro, en régimen de alquiler con opción a compra, de 65 vehículos de distintos tipos para la Jefatura del Cuerpo de Bomberos de la Dirección General de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid, que sustituirán a los que están ahora en servicio de las mismas características, también en régimen de arrendamiento.

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha informado en la rueda de prensa posterior a la Junta de este contrato, que tiene un gasto plurianual de 6,1 millones de euros (6.159.932 euros) y que se prolongará durante cinco años, de 2021 a 2026.

El contrato autorizado incluye el mantenimiento y los seguros de los 65 vehículos, así como su transformación para adaptarlos a cada uso específico dentro del servicio de extinción de incendios y las necesidades del Cuerpo de Bomberos de Madrid. El contrato hoy aprobado se divide en tres lotes.

El primer lote cuenta con diez vehículos destinados al traslado de personal de mando a los siniestros con el fin de organizar las actuaciones de los operativos con la mayor eficacia y eficiencia. Están dotados de equipos de respiración, detectores de gases, linterna y los elementos necesarios para la constitución de un puesto de mando avanzado en el lugar del siniestro.

Los 30 vehículos que componen el segundo lote se utilizarán para el traslado de personal al inicio de cada guardia, procediendo a su redistribución de forma que se mantenga la capacidad operativa de los parques de bomberos en condiciones homogéneas, optimizando con ello los recursos y ofreciendo a la ciudad un servicio ajustado. Estas furgonetas estarán dotadas también del material operativo necesario, EPIS, botellas de aire y otros equipos a alta presión, para realizar cualquier intervención.

Además, se incluyen tres furgones puesto que hay equipos que, por sus dimensiones, no pueden ser trasladados en las furgonetas y requieren contar con medios de transporte de carga con plataforma para trasladar material de apeos, escaleras, equipos de rescate, etc.

El tercer y último lote contempla un total de 25 vehículos que tienen la finalidad de trasladar al personal adscrito al Cuerpo de Bomberos a distintos destinos. Se utilizarán por los servicios de prevención para realizar inspecciones, traslado de pequeño material y, en general, desplazamiento de personal para atender el trabajo ordinario del servicio y, por tanto, distinto a las intervenciones de emergencia.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn