• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El servicio de emergencias sanitarias devuelve a la empresa estos dispositivos, que formaron parte del material enviado desde Andalucía para hacer frente al coronavirus en la Comunidad de Madrid.

La delegada territorial de Salud y familias de la Junta de Andalucía en Cádiz, Isabel Paredes, ha acudido a la sede de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061) en la provincia de Cadíz para agradecer personalmente a la empresa Ambulancias Barbate su desinteresada e inestimable colaboración en esta crisis del coronavirus, a la que han contribuido con la entrega de respiradores en stock, que fueron enviados por la comunidad andaluza a Madrid para atender, en sus inicios, la necesidad existente de este instrumental para asistir a pacientes críticos afectados por la enfermedad de la covid-19.

Paredes y el director del 061 de Cádiz, Jesús Enrique Martínez, han recibido al secretario de esta empresa, Francisco Núñez, en las instalaciones del 061 en el recinto hospitalario de Puerto Real, donde han hecho entrega de cinco respiradores cedidos a Madrid desde la provincia de Cádiz. Paredes ha agradecido a Núñez la solidaridad “ante momentos muy difíciles”, en los que ha destacado “la importante labor del 061”, tanto a nivel asistencial como de coordinación de recursos.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias fue la encargada de recepcionar los respiradores cedidos por las empresas de ambulancias, tanto de Cádiz como de Córdoba, Sevilla y Málaga. En este sentido, el director provincial ha trasladado al representante de Ambulancias Barbate y a la propia delegada territorial el agradecimiento expreso de la Comunidad de Madrid por esta cesión.

Durante el acto, se ha reconocido el trabajo desarrollado durante la pandemia por todas las empresas de ambulancias y se ha agradecido la labor realizada por el área de logística, suministro y electromedicina del Hospital de Antequera, que desde su almacén central y en coordinación con el Servicio Andaluz de Salud y EPES, hicieron posible el envío el pasado 24 de marzo de estos respiradores a Madrid, y que ahora regresan a Andalucía.

Tras la declaración del estado de alarma del 15 de marzo, por la que se adoptaron medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitarias ocasionada por la covid-19, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias recibió el encargo de adoptar las medidas necesarias para la mejor distribución en el territorio de todos los medios técnicos y personales, dentro de su ámbito de competencia, de acuerdo con las necesidades que se pusieran de manifiesto en la gestión de esta crisis sanitaria, con la finalidad de atender a todas aquellas personas afectadas por este virus.

En esta línea, la EPES realizó el registro en sus centros coordinadores de todos los recursos extrahospitalarios disponibles en la comunidad para el traslado de pacientes, clasificándolos e integrándolos en el sistema de gestión de los centros en red del 061, con el fin de disponer de toda la información para la movilización de ambulancias ante un posible aumento de las necesidades de traslado de pacientes por coronavirus. Estas medidas se adoptaron en colaboración con todas las empresas de transporte urgente y programado de pacientes y Cruz Roja, dentro del plan de contingencia establecido por la Junta de Andalucía tras el estado de alarma decretado.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn