• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Este servicio, puesto en marcha el pasado 13 de abril, ha gestionado ya más de 3.000 atenciones a personas afectadas. El teléfono 900 107 917 está atendido por 150 personas, en su mayor parte voluntarias, con formación y experiencia en apoyo y acompañamiento psicosocial en el primer nivel. Hay un nivel más técnico, para casos más complejos, en el que las personas que lo necesitan son derivadas a profesionales de la psicología altamente especializados de la Organización Humanitaria.

"El teléfono 900 107 917 es como un bote salvavidas al que se aferran muchas personas, sobre todo mujeres, que puede que no hayan tenido problemas físicos por el COVID, pero sí secuelas psicológicas por el impacto del virus, como las derivadas de la pérdida de sus seres queridos", apunta Mar Echenique, responsable del servicio Cruz Roja Te Escucha.

Este servicio, puesto en marcha el pasado 13 de abril e integrado en el Plan Cruz Roja RESPONDE, ha gestionado ya más de 3.000 atenciones telefónicas de personas que en estos momentos están sufriendo emocionalmente las consecuencias del virus.

El teléfono 900 107 917 está atendido por 150 personas, en su mayor parte voluntarias, con formación y experiencia en apoyo y acompañamiento psicosocial en el primer nivel. Hay un nivel más técnico, para casos más complejos, en el que las personas que lo necesitan son derivadas a profesionales de la psicología altamente especializados de la Organización Humanitaria.

Según explica Mar Echenique, "Cruz Roja Te Escucha proporciona una escucha activa con el objetivo de aliviar, dentro de lo posible, el malestar y el sufrimiento de las personas; además, en muchos casos, se lleva a cabo un contacto periódico para saber cómo se encuentra la persona y cómo evoluciona su situación".

Del duelo y del miedo al virus, al temor por la pérdida del empleo
"Lo que ha cambiado en este mes de servicio es la tipología de las llamadas: en un principio la gran mayoría eran cuestiones vinculadas al duelo por la pérdida de un ser querido o al miedo al virus; ahora, sin embargo, han aumentado mucho las llamadas vinculadas al temor ante la pérdida del empleo", resalta Echenique.

Más del 65% de las llamadas corresponden a mujeres y, respecto a la edad, el porcentaje más elevado de las consultas (22%) se sitúa en la franja comprendida entre 30 y 39 años.

Respecto al origen de las llamadas, cabe destacar que el 28% proceden de de la Comunidad de Madrid, seguida por Andalucía (22%), Comunidad Valenciana (10%)y Galicia (7%).

Un colectivo que preocupa especialmente a Cruz Roja respecto a este servicio, por el incremento de las llamadas y por su grado de vulnerabilidad, según apunta Mar Echenique, es el de las mujeres cuidadoras, con personas muy mayores a su cargo y que sufren enfermedades neurodegenerativas que conllevan deterioro cognitivo.

"También se están incrementando las llamadas de personas mayores que sufren una soledad no deseada", resalta la portavoz de Cruz Roja.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn