• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Se trata de la cifra más alta en los últimos 33 años, del total de actuaciones 546 fueron por incendios, 383 por salvamento y 1017 técnicas (saneamientos de fachada, limpieza de ramas, enjambres, etc).

El ayuntamiento de Burgos ha presentado la memoria anual de los bomberos de la ciudad, que refleja un total de 2.432 intervenciones a lo largo de 2019, lo que supone el mayor número de los últimos 33 años. Del total de intervenciones, 186 se realizaron fuera del término municipal en virtud del acuerdo existente en materia de prestación de servicios de emergencia entre el Ayuntamiento de Burgos y la Diputación Provincial.

546 fueron por incendios, de los que 177 fueron en contenedores, 161 en vegetación y 106 en edificios. Además, se contabilizaron 32 en transporte, 22 en quemas controladas y doce en industrias, a los que se sumaron otros en vertederos, transformadores y diversos objetos aislados. Asimismo, se realizaron 383 intervenciones por salvamentos, de las que 273 estuvieron vinculadas al rescate de personas, 57 al rescate de animales, 49 a tráfico y cuatro a hundimientos y explosiones.

Por otro lado, los bomberos realizaron 1.107 asistencias técnicas. Las principales se realizaron en saneamiento de fachadas (115), limpieza de ramas (128), achique de aguas (127) y enjambres y similares (134).

En materia de prevención, se realizaron 383 intervenciones, de las que 135 fueron en colaboración con la ciudadanía, 33 en colaboración con empresas, 154 inspecciones y revisiones, 21 retenes preventivos, 30 cursos y diez simulacros.

También se atendieron doce falsas alarmas, que supusieron un aumento del 140 por ciento en este tipo de intervenciones.

La memoria anual de los bomberos muestra, precisamente, incrementos en las intervenciones de las asistencias técnicas e incendios, en un 24 y 15 por ciento, respectivamente, y, por contra, descensos en salvamentos y labores preventivas, del 1,5 y 37 por ciento, respectivamente.

Los bomberos cerraron 2019 con 94 empleados, de las 125 plazas que prevé su relación de puestos de trabajo, tras contabilizarse cinco jubilaciones. El Cuerpo, al que se esperan sumar trece personas a través de la pertinente convocatoria de empleo público, cerró el ejercicio con un total de quince vehículos.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn