PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Al desplazarse en bicicleta, los voluntarios pueden prestar primeras asistencias de forma ágil y rápida en aquellos lugares donde los coches no llegan fácilmente.

Los voluntarios de SAMUR-Protección Civil estrenaron el Equipo Lince en 1998. Desde entonces, puede verse en la capital a los voluntarios montados en bicicletas para acudir a las emergencias, un vehículo capaz de llegar a lugares dónde las ambulancias convencionales tienen difícil acceso. Los linces madrileños atienden cualquier tipo de urgencia, ya sea como unidad única o dando un primer soporte mientras ganan tiempo hasta que llega un dispositivo que pueda trasladar al paciente al hospital.

En la actualidad, el equipo está formado por unos 60 voluntarios con una formación específica para desenvolverse con los medios habituales en los que las bicicletas prestan servicio y la formación sanitaria y de protección civil propia de todos los efectivos. Tienen los recursos necesarios para hacer una asistencia completa en pequeñas lesiones e iniciar la atención sanitaria en casos graves como parada cardiaca, infarto o ictus, lo que aumenta las probabilidades de supervivencia y recuperación. En sus alforjas llevan, entre otros, material para curas e inmovilización de pacientes traumáticos, oxígeno y desfibrilador semiautomático.

Estos equipos, al igual que los coches y las ambulancias de SAMUR-PC, están geolocalizados en tiempo real, lo que facilita que la Central de Comunicaciones les asigne los avisos a los que puedan llegar con un tiempo de respuesta menor que el resto de unidades operativas, así como, en caso necesario, guiarles hasta el punto donde se encuentre el demandante, lo que es de especial importancia en lugares cuya referencia geográfica es más difícil.

Sus zonas de actuación son principalmente la Casa de Campo, el Retiro y Madrid Río, aunque también sirven de apoyo en eventos programados como pueden ser las carreras populares y circulan por zonas con gran afluencia de público, como el centro de Madrid, donde las bicicletas son menos “agresivas” y se mueven con mayor facilidad entre la multitud. La unidad Lince también es activada en eventos y preventivos con mucho público como la Cabalgata de Reyes, para reforzar el dispositivo de Navidad, el MADO o en grandes carreras como la media maratón de Madrid.  A los linces no solo les une su vocación por el voluntariado sino también su pasión por el ciclismo. A pedaladas, consiguen tiempos de respuesta inferiores a 5 minutos y llevando los 20 kilos que pesa el material para las intervenciones.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn