• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El volumen de negocio del sector de transporte sanitario aumentó un 5% en 2018, hasta situarse en 1.390 millones de euros según el estudio Sectores basic “Transporte Sanitario” publicado recientemente por el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA.

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, la facturación derivada de la prestación de servicios de transporte sanitario mantuvo en 2018 el favorable comportamiento de los años anteriores, si bien con una tendencia de moderada ralentización. En este año se situó en 1.390 millones de euros, cifra un 3,0% superior a la de 2017, en el que se había registrado un aumento del 3,8%.

La prestación de servicios de transporte sanitario terrestre concentró el 88% del volumen de negocio sectorial, correspondiendo el 12% restante al segmento de transporte aéreo.

Las previsiones para el cierre de 2019 apuntan a un crecimiento del volumen de negocio sectorial en el entorno del 2,5%, superando por primera vez los 1.400 millones de euros.

El número de empresas autorizadas para la prestación del servicio de transporte sanitario terrestre se ha reducido casi a la mitad en el último decenio, situándose en 350 a comienzos de 2019. Algo más de 300 de esas empresas, el 87% del total, se dedican a la prestación de servicio público, mientras que 46 se centran en el ámbito privado.

Andalucía y Canarias son las comunidades con mayor número de empresas autorizadas, albergando la sede del 16,6% y el 14,3% del total nacional, respectivamente. A continuación figuran Cataluña, con una participación del 12,3%, y Galicia, con el 10,0%.

Asimismo, se identifican unas quince empresas dedicadas a la prestación de servicios de transporte sanitario aéreo, así como a actividades relacionadas: extinción de incendios, salvamento, vigilancia aduanera, transporte de viajeros o filmación aérea.

El sector sigue caracterizándose por su notable fragmentación, de forma que gran parte de las empresas se limitan a un ámbito de actuación local o regional. Se aprecia, no obstante, una tendencia de creciente concentración, derivada de las operaciones de adquisición y absorción de empresas llevadas a cabo por algunos de los principales operadores. Recientemente se han producido también cambios en las adjudicatarias del servicio en diversas comunidades autónomas, lo que en algunos casos ha motivado el cese de actividad de la anterior titular. 

Los cinco primeros operadores del sector alcanzaron en 2017 una cuota de mercado conjunta del 37%, mientras que los diez primeros reunieron ya prácticamente la mitad del mercado.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn