• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El pasado 5 de mayo se realizó una prueba de campo en el Pabellón 9 de IFEMA, habilitado como hospital temporal, el resultado de esta primera prueba de campo, ha sido muy satisfactorio y ha permitido concretar los últimos ajustes necesarios para obtener el mejor empleo de esta tecnología en un futuro próximo.

Dentro del esfuerzo de la Unidad Militar de Emergencias por mejorar sus actuales capacidades de desinfección frente al Coronavirus, se encuentra una novedosa iniciativa que emplea la radiación de la luz ultravioleta UV-C. La aplicación de esta luz desinfecta superficies contaminadas en aquellos lugares en los que no es recomendable el uso de productos virucidas como el peróxido de hidrógeno o el hipoclorito de sodio, como es el caso de los equipos electrónicos.

Esta iniciativa nace del INTA que, en colaboración con la empresa BOOS Technical Lightning-ASTI, puso en marcha un proyecto I+D para estudiar la capacidad germicida de un dispositivo de irradiación de luz ultravioleta. Para ello, se han ensayado diferentes condiciones de exposición del virus bacteriófago MS2 (virus simulado del COVID-19 a la luz UVC) a la luz ultravioleta como son la potencia y número de lámparas, su distribución espacial o la distancia desde la fuente de irradiación.

Una vez verificada la acción germicida de esta tecnología y la reducción exponencial de la concentración vírica inicial en el Laboratorio de Defensa Biológica, según la norma UNE-EN ISO 10705-1, se asumió el reto de integrar las lámparas Ultravioleta en robots remotos como el TELEMAX de la UME. Esto permitiría la de desinfección a distancia de lugares con una alta carga vírica.

Tras una prueba inicial, llevada a cabo el 27 de abril de 2020 en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz entre personal especializado del RAIEM y técnicos de la empresa BOOS, se han realizado ciertas modificaciones y ajustes, como la reducción del tamaño y forma de la estructura porta lámparas UV-C, para su mejor eficacia.

El pasado 5 de mayo se realizó una prueba de campo en el Pabellón 9 de IFEMA, habilitado como hospital temporal para paliar la saturación del resto de hospitales de la red hospitalaria de la Comunidad de Madrid. En cumplimiento de la misión de desinfección ordenada por el MOPS, el equipo de la UME utilizó ya el robot TELEMAX en sus instalaciones para descontaminar equipos críticos como aparatos de Rayos X o sistemas informáticos.

El resultado de esta primera prueba de campo, ha sido muy satisfactorio y ha permitido concretar los últimos ajustes necesarios para obtener el mejor empleo de esta tecnología en un futuro próximo.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn