Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Los ciudadanos asistidos en 2017 han valorado el servicio con una puntuación de 9,33 sobre 10, dentro de su ámbito de intervención en el municipio de Madrid, el año pasado fue activado en 143.683 casos.

En la línea de actuación definida por SAMUR - Protección Civil es prioritaria la mejora permanente de la calidad en el servicio diario. Los ciudadanos son cada vez más exigentes con los servicios públicos y privados, y en particular con los sanitarios, sobre todo en relación a eficiencia y rapidez, como exponente de mayor bienestar. En 2017 han valorado el servicio con una puntuación de 9,33 sobre 10, dentro de su ámbito de intervención en el municipio de Madrid.

“Para conocer la opinión de nuestros usuarios, pacientes atendidos en este caso, venimos realizando en los últimos años un estudio anual de calidad percibida. Este estudio nos permite comprobar la adecuación de la asistencia que prestamos a las expectativas y necesidades de los pacientes”, apuntan. SAMUR-Protección Civil, dentro de su ámbito de intervención en el municipio de Madrid, fue activado en 143.683 casos en 2017.

Los pacientes encuestados son tanto enfermos leves que fueron atendidos por las unidades asistenciales y dados de alta en el lugar, como aquellos que por su situación clínica necesitaron traslado hospitalario. “Usamos criterios de exclusión con los pacientes cuya patología no hace posible la valoración de la asistencia (inconscientes, psiquiátricos, intoxicados,…) y en activaciones de unidades de apoyo”, destacan.

Parámetros evaluados

Accesibilidad: facilidad del usuario para establecer contacto con el servicio. (Realizamos estudio específico para valorar este parámetro).
Rapidez: velocidad de respuesta, desde que se genera la demanda, con la recepción del aviso en nuestra Central de Comunicaciones hasta que se inicia la asistencia por las unidades asistenciales, in situ.
Seguridad: confianza en la buena praxis definida por el servicio.
Agilidad: actuación coordinada, rápida, eficaz y eficiente del equipo sanitario interviniente.
Competencia: conocimientos, destreza, capacidad técnica y profesionalidad del equipo interviniente.
Comunicación: información facilitada al paciente mediante lenguaje sencillo, ajustado a su nivel de comprensión.
Trato humano: respeto, educación, amabilidad, empatía y humanidad mostrada por el servicio en la asistencia.
Ética: protección de los derechos del paciente: intimidad, voluntad, confidencialidad, creencias, autonomía, beneficencia - no maleficencia y justicia.
Confort: equipamiento de la ambulancia, temperatura, ruido, vibraciones e iluminación.
Valoración global del servicio antes y después de la intervención.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn