• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Celebradas unas jornadas en las que los profesionales de los servicios de extinción de incendios también se sensibilizan de sus necesidades especiales.

Personas con discapacidad de varias asociaciones de Cantabria han conocido esta semana el trabajo desempeñado por los bomberos del Gobierno autonómico, dentro de unas jornadas organizadas por la Consejería de Presidencia y Justicia y el Comité regional de Entidades de representantes de personas con discapacidad de Cantabria (CERMI), en virtud de un convenio de colaboración.

El programa, que se ha desarrollado en las instalaciones del parque de emergencias de Villacarriedo ha servido además para que los jóvenes hayan adquirido formación básica sobre autoprotección. También se ha puesto el acento en la importancia de que el personal de emergencias se sensibilice y tenga en cuenta las necesidades especiales de estas personas cuando ocurre una intervención.

En esta visita han participado miembros de Aspace, Ampros, Amica, Cocemfe, Fescan, Ascasam y la Fundación Síndrome de Down.

Las jornadas nacen de un convenio más amplio entre el Cermi y la Consejería de Presidencia para desarrollar acciones que aumenten la autonomía personal. Para la organización de todas estas acciones, el Ejecutivo destina al CERMI-Cantabria 10.000 euros de subvención.

El convenio incluye también la difusión del uso del teléfono de emergencias 112 e información de las nuevas técnicas y materiales para asistir mejor a las personas con discapacidad. Los programas de sensibilización y prevención que se desarrollan tienen en cuenta los riesgos añadidos que sufren las personas con discapacidad.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn