Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Una actuación rápida ante los primeros signos puede evitar situaciones de extrema gravedad.

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, insiste en la importancia de actuar ante la aparición de los primeros síntomas de una crisis de asma para evitar situaciones graves que hagan peligrar la vida de los afectados.

El asma es un trastorno inflamatorio crónico en los bronquios que dificulta el paso del aire a los pulmones y se manifiesta por episodios, más o menos graves, de dificultad respiratoria o sensación de falta de aire, tos y sibilancias (ruidos como silbidos), que generalmente son reversibles de manera espontánea o con medicación. No obstante, en caso de no tratarse de forma rápida y adecuada, pueden llegar a ser severos e incluso provocar la muerte.

Los médicos coordinadores del SUC consideran de vital importancia que las personas aprendan a identificar los síntomas y sepan cómo actuar ante una crisis de asma y recuerdan que los síntomas anunciadores de una crisis suelen ser tos, pitos o ruidos respiratorios como silbidos, sensación de falta de aire y en algunos casos, opresión torácica o dolor y cianosis de labios (labios azules).

Cuando esto ocurra, añaden, “el afectado deberá administrarse la dosis medicación indicada por su especialista, y si se trata de menores, el adulto que observe estos síntomas deberá invitarle a que se administre la medicación o proporcionarle la misma”.  En estos casos se debe aflojar la ropa para que el tórax pueda expandirse con facilidad y mantener a la persona sentada, si es posible en el borde de una silla, apoyando las dos manos con los codos extendidos a la altura de ambos glúteos y con espalda semi-inclinada hacia atrás, ya que esta posición ayuda a la expansión de los músculos intercostales.

Además, en cuanto al ejercicio físico, las personas asmáticas pueden practicar deporte, a excepción del buceo con botellas de aire comprimido. Sin embargo, en caso de crisis asmática la actividad deportiva deberá suspenderse hasta la completa recuperación del afectado.

¿Cuáles son los síntomas de alarma?

Son situaciones de extrema urgencia si la persona tiene un color azulado (cianótico) más visible en labios y uñas, presenta dificultad respiratoria que no le permite hablar y le dificulta caminar y cuando ha perdido la conciencia o está en situación de perderla.

En estos casos, hay que llamar inmediatamente al 1-1-2 y hablar con el médico coordinador del SUC que le orientará sobre cómo manejar la situación de emergencia en lo que llega la ayuda sanitaria, en el caso de que ésta fuera necesaria. Se recomienda mantener la calma y seguir sus indicaciones, informando del estado de conciencia del afectado, posibilidad de hablar, agitación y coloración de labios y uñas.

Ante la posibilidad de que se produzca una situación de este tipo en un centro educativo, es muy importante que los profesores sepan cuáles son los alumnos que sufren esta patología y cómo actuar en caso de que alguno de ellos sufra una crisis de asma. Aunque los asmáticos suelen conocer y manejar con facilidad la medicación para las crisis, deben ser supervisados por el profesorado cuando la utilicen.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn