Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Sobre chasis Mercedes-Benz Sprinter, Kreisel Electric, Rosenbauer y la compañía Linz AG, han creado el primer vehículo para bomberos 100% eléctrico. El servicio de bomberos de la ciudad austriaca de Linz ya cuenta en su flota con este nuevo vehículo.

Hace escasos dos años, tres empresas de Austria se juntaron para crear un vehículo totalmente eléctrico para dar servicio a los bomberos. La unión de los expertos de la compañía Kreisel Electric con el fabricante de vehículos contra-incendios Rosenbauer, junto con la compañía Linz AG y utilizando un modelo Mercedes-Benz Sprinter, dio el resultado de un vehículo sumamente útil, silencioso y sobre todo no contaminante. En un reportaje del último numero de la revista, nuestro colaborador Manuel Rujas, bombero del Ayuntamiento de Madrid, ya nos comentaba la posibilidad de la incoporación de este tipo de vehículos a los servicios de extinción de incendios.

"El sector de los vehículos utilitarios, como son los camiones de bomberos, es ideal para comenzar una incorporación de unidades eléctricas: en muchos casos, solo tienen que cubrir distancias cortas y la carga se puede realizar entre usos. Tanto los centros de las ciudades, como las pequeñas comunidades en el campo o los aeropuertos, podrían beneficiarse de ellos”, explica Markus Kreisel, CEO de Kreisel Electric. “Con el vehículo compacto de emergencia para Linz, pudimos contribuir una vez más con nuestra amplia experiencia en la construcción de prototipos de vehículos eléctricos. La base es un Mercedes Sprinter, un vehículo comercial, que ya hemos electrificado con éxito para compañías de autobuses y mercancías", termina apuntando.

El vehículo de emergencia KLF-L de Rosenbauer se basa en el cuerpo de un Mercedes Sprinter, para lo cual Kreisel Electric ya ha implementado soluciones de movilidad eléctrica para diversas aplicaciones. Por ejemplo, los autobuses para el transporte de pasajeros y los camiones de carga. Ahora, la solución llega también a un vehículo de servicio. El objetivo siempre es el mismo: hacer que la movilidad limpia del mañana sea tangible con proyectos de exhibición y llevarlos a producción en serie. Una visión compartida por Kreisel, Rosenbauer y Linz.

En este modelo contraincendios KLF-L se han introducido cuatro baterías Kreisel con una capacidad total de 86 kWh, suficientes para todo tipo de servicio, a pesar del relativamente elevado peso del vehículo. El motor presta unos 120 kW constantes, y se calcula una autonomía de unos 160 kilómetros. “Es más que suficiente, ya que los vehículos de estas características suelen utilizarse para los servicios cercanos, y además, pueden ser recargados constantemente en los momentos de espera dentro del parque de bomberos”, explican desde Kreisel.

La empresa Linz AG, una empresa de la ciudad de Linz (Austria), que se ocupa de la distribución de energía, del tráfico urbano público y de los servicios comunales ya es toda una experta en la electromovilidad, y es que el 73% del tráfico urbano público es eléctrico, Linz AG ofrece además una amplia red de postes de recarga y también trabaja con un vehículo eléctrico en la recogida de la basura.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn