Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Una de las ventajas en los parques de los servicios de extinción, es de disponer ya de los puntos de conexión eléctrica necesarios para este tipo de tecnología.

La guerra contra el combustible diésel está hoy en boca de todos. Son muchas las ciudades que en los próximos años quieres prohibir la circulación de vehículos que estén propulsados con motores térmicos que utilicen el gasoil como combustible.  Por poner un ejemplo, la ciudad de Oslo quiere impedir la circulación a los vehículos diésel en 2019, Roma lo pospone al 2024, para el 2025 se suman Paris, Atenas y Ciudad de Méjico. El resto de grandes capitales y ciudades, también están desarrollando planes para conseguir eliminar de sus calles los vehículos propulsados por motores diésel.

Las limitaciones en las emisiones de gases con efecto invernadero y gases contaminante, ha avanzado bastante en los últimos 25 años. La implantación de la norma Euro 6, ha reducido en gran medida los óxidos de nitrógeno que genera la tecnología diésel, y que produce una serie de efectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente. Pero esto no es suficiente y la tendencia actual nos lleva a la electromovilidad.

En las grandes urbes cada vez son más frecuentes ver los vehículos con propulsiones híbridas, que utilizan un motor térmico de gasolina combinado con uno eléctrico. También empiezan a ser visibles los que utilizan solamente para propulsarse la energía eléctrica, gracias el incremento de autonomía que nos está ofreciendo este tipo de tecnología, que a día de hoy llega a ser de 200 kilómetros de media.

Las instituciones Europeas en materia de contaminación ambiental y calidad del aire, tienen un calendario ya definido para los vehículos pesados. Según nuestro Reglamento de vehículos las categorías más afectadas, serían las N1, N2 y N3 que son los vehículos a motor concebidos para el transporte de mercancías. Para la categoría M que incluye los vehículos destinados a transporte de personas y equipaje nos influye toda la flota de vehículos ligeros como las furgonetas de transporte de personal. Como vemos, nuestras flotas de vehículos pertenecen a las categorías mencionadas anteriormente y, no se libran de estas restricciones.

Los responsables que gestión y planificación de las flotas de vehículos de los Servicios de Extinción, tienen la responsabilidad de trabajar para que sus flotas de vehículos empiecen a contaminen lo menos posible, dentro de las particularidades de nuestro trabajo.

Soluciones “zero” emisiones de los fabricantes
Todos los fabricantes de vehículos industriales en mayor o menor medida, han presentado sus proyectos destinados y concebidos para la distribución urbana con el distintivo de la clasificación de la DGT de cero emisiones o Eco. Para poder exhibir en nuestro vehículo uno de estos distintivos, debe de ser eléctrico con batería o hibrido enchufable con un mínimo de autonomía de 40 kilómetros.

Para obtener el segundo distintivo el denominado Eco, los vehículos deben de ser propulsados por motores que utilicen como combustible GLP, GNL o GNC. También consiguen este distintivo los híbridos no enchufables y los híbridos enchufable con autonomía inferior a 40 km/h.

Lo que está claro es nuestro cometido dentro de la sociedad y, esto nos obliga que nuestros vehículos se encuentren siempre preparados para ofrecer en una intervención el 100% de su rendimiento. Esto no nos impide el empezar a preparar proyectos para el desarrollo de vehículos diseñados para los departamentos de Extinción de Incendios que contribuyan a eliminar la huella de carbono que emiten nuestros vehículos. Además hay que indicar que esta huella por el tipo de conducción que realizamos, es bastante importante, ya que no se realiza por el trabajo a desarrollar, de una manera eficiente.

Una de las ventajas de las que disponemos en los parques de los Servicios de Extinción, es de disponer ya de los puntos de conexión eléctrica necesarios para este tipo de tecnología, ya que nuestros camiones actualmente dependen de esta toma de corriente para mantener tanto la temperatura del motor como de la carga de las baterías.

Los Servicios de Extinción de las grandes capitales disponen de un sinfín de vehículos especializados para un tipo muy concreto de intervención. Por poner un ejemplo; la ciudad de Madrid dispone en su flota, de varios camiones denominados Apeos y situados en distintos parques. Estos tienen como misión principal el transporte de tablones y puntales al lugar del siniestro. Además de los herrajes y materiales varios necesarios para realizar el apuntalamiento de emergencia. Este es uno de los vehículos que por el trabajo que desempeña, no dispone de equipos que necesiten el funcionamiento de un motor térmico. También por el número de kilómetros que realiza podía plantearse con estos vehículos el uso de motorizaciones alternativas de cero emisiones.

Otro de los vehículos con gran potencial de convertirse en un futuro en cero emisiones, son los destinados al rescate aéreo. El consumo máximo en este tipo de camiones, es en el trayecto al lugar de la emergencia. En una ciudad en el que su planteamiento y disposición de los distintos parques de bomberos con un sistema de isócronas, la distancia que le corresponde a un parque de bomberos, no suele ser superior a los de 7 kilómetros. Esta distancia no compromete en absoluto la efectividad de nuestro camión ya que con la tecnología disponible actualmente nos garantizamos una autonomía cercana a los 200 kilómetros y, esto no sería un impedimento para su uso. Para la superestructura los sistemas actuales de funcionamiento hidráulico son movidos por una bomba conectada al motor de combustión interna. La posibilidad de utilizar las propias baterías del vehículo para mover la bomba hidráulica no sería nada nuevo. Actualmente los sistemas auxiliares de emergencia de estos vehículos utilizan sendas bombas alimentadas eléctricamente para realizar los movimientos de recogida. Solo tenemos que realizar unos pequeños cálculos para ver que el consumo de un motor eléctrico que tenga capacidad de mover la bomba hidráulica de una escalera, no tendría un consumo muy elevado. Esta bomba hidráulica puede ser alimentada perfectamente desde las baterías del sistema de propulsión del camión. Otra particularidad de estos vehículos de rescate, es que solo necesitan energía en el momento en el que se demanda potencia hidráulica, con lo que el resto del tiempo su consumo seria casi 0 porque solo estaría alimentándose la parte electrónica. Esto nos da aún más razón en la viabilidad de este tipo de vehículos en los servicios de extinción de incendios.

En el mercado la oferta actual no es muy numerosa, pero todas las marcas están desarrollando vehículos que a esta fecha están realizando pruebas reales con empresas. Esto también es gracias a la rápida evolución en cuanto a costes, potencia y tiempos de carga de las baterías actuales.

La marca francesa Renault Trucks trabaja actualmente con empresas del sector en camiones eléctricos de 12 a 16 toneladas. Para el 2019 tiene previsto poner a la venta una gama de camiones totalmente propulsados eléctricamente. Lo que si tiene a la venta Renault Trucks es su vehículo urbano por excelencia. Nos referimos al modelo Maxity que actualmente ya se le puede denominar un clásico porque lleva casi 10 años con nosotros. La MMA de este modelo Maxity es de 4,5 toneladas y su autonomía es de más de 100 kilómetros.

Otro de los vehículos totalmente eléctricos viene esta vez de la mano del fabricante alemán Mercedes Trucks. Sobre la base de su modelo Actros de tres ejes, el fabricante alemán lo convierte en un camión de emisiones cero y con capacidad para mover con soltura 26 toneladas.  Mercedes Trucks denomina comercialmente a este camión eActros y, ya está realizando pruebas reales con distintas compañías de transporte sobre chasis de 18 a 26 toneladas. La fecha objetivo para la comercialización del eActros es para 2021. También de la mano de Daimler Benz tenemos en el mercado comercializándose el modelo eCanter de la marca Fuso. Este modelo tiene una MMA de 7.5 t. y una carga útil de 4,5 t. La autonomía actual de este modelo alcanza los 100 kilómetros. EL grupo italiano Iveco no se queda atrás y este año ha empezado a comercializar la Daily electric en los formatos furgón o chasis cabina con una MMA de 4,2 t. y una autonomía de 200 kilómetros.

El fabricante de camiones MAN Trucks & Bus, también se suma a la electromovilidad y está preparando una gama de camiones con una MMA de entre 12 a 26 toneladas. Actualmente estas nuevas gamas se encuentran en fase de pruebas y a partir del año 2021 MAN Trucks & Bus quiere empezar con su comercialización.

Como vemos, todos los fabricantes de vehículos industriales están trabajando para ofrecer en los próximos años sus modelos cero emisiones. Esto nos obliga a los SEIS a ser partícipes de esta tecnología de cero emisiones.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn