Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La mayor parte de la actividad en 2017 correspondió a traslados para tratamientos prolongados de rehabilitación y diálisis.

La Mesa de Transporte Sanitario No Urgente (TSNU) gestionó durante el año 2017 un total de 884.895 servicios, con 461.213 pacientes trasladados. Más de la mitad, el 53%, correspondió a traslados para acudir a tratamientos de rehabilitación, mientras que un 32% necesitó desplazarse a un centro sanitario para acudir a las sesiones de diálisis. El resto de los servicios estuvo relacionado con consultas médicas, pruebas diagnósticas, y altas en planta o en urgencias, principalmente.

De lunes a viernes, la media diaria de servicios ronda los 3.400, aunque también se realizan traslados los fines de semana para diálisis y altas. Los servicios se contabilizan como número de veces que el paciente hace uso de una plaza, ya sea un solo trayecto o un trayecto de ida y vuelta.

La Mesa de Transporte Sanitario No Urgente, gestionada por la empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), cuenta con una flota de 234 recursos en todo el Archipiélago y se hace cargo de los traslados solicitados por un facultativo del Servicio Canario de Salud (SCS), una vez valorada la situación clínica o a la imposibilidad física del paciente para hacer uso de medios ordinarios de transporte, según los criterios establecidos en la Instrucción 7/98 del Servicio Canario de la Salud. Estos recursos se coordinan de forma independiente a las urgencias o emergencias, que se solicitan directamente al Servicio de Urgencias Canario (SUC) mediante llamada al 112.

En cuanto al tipo de servicios atendidos, 95,4% del total, correspondió a servicios programados, referidos a los que se solicitan con al menos 12 horas de antelación, que puede ser puntuales, como es el caso de los trasladados solicitados para acudir a una consulta y prueba diagnóstica, o prolongados, que son aquellos que se solicitan para su realización de forma secuencial en el tiempo para recibir tratamiento de rehabilitación, hemodiálisis o radioterapia, entre otros. El resto de los traslados corresponde a servicios diferidos, que son solicitados a la Mesa de Transporte No Urgente (MTSU) sin antelación, por ejemplo, una vez que el paciente recibe un alta en planta o en urgencias.

Los vehículos de transporte sanitario colectivo con o sin ayudante/camillero están destinados al traslado conjunto de un número máximo de ocho pacientes con limitaciones para el uso de medios ordinarios de transporte, de índole exclusivamente sanitario, y que se prevea no necesitarán asistencia sanitaria en ruta, desde el punto de origen a los centros sanitarios y viceversa. El traslado se puede realizar en camilla, en silla de ruedas o sentado, dependiendo de la movilidad y/o limitación del paciente, siendo el traslado individual gestionado por la MTSNU en función únicamente de criterios clínicos.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn