Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El equipo del helicóptero del Gobierno cántabro realizó 153 intervenciones y rescató a 79 personas en 2017, el servicio aumentó en un 50 por ciento los rescates con respecto a 2016.

El equipo del helicóptero medicalizado del Gobierno de Cantabria realizó el pasado año un total de 153 servicios, uno cada 2,4 días, superando en medio centenar las movilizaciones realizadas durante el 2016. El mayor número de salidas, 134 que suponen un 87% total, ha sido por rescates, búsquedas de desaparecidos e intervenciones en incendios forestales.

De manera individualizada, el equipo helitransportado del Ejecutivo regional realizó en el pasado ejercicio 83 rescates en mar, costa y montaña, aumentando en un 51 por ciento estas intervenciones respecto a 2016. Además, efectuó 29 rastreos para la localización de personas, 22 más en incendios forestales, 7 servicios de traslado sanitario urgente, 6 simulacros, 4 servicios preventivos, y otra en apoyo a una intervención de espeleosocorro. Por último, una de las ocasiones tuvo como objeto realizar una prueba de vuelo para la puesta a punto del aparato.

Respecto a los rescates, el mayor número de ellos (50 intervenciones) ha tenido lugar en montaña, 31 se han realizado en la costa y acantilados y 2 más en mar. En este tipo de intervenciones, el equipo del helicóptero del Gobierno de Cantabria atendió a 79 personas, frente a las 70 de 2016, de las cuales 17 resultaron ilesas, 27 fueron heridas leves, otras 18 fueron evacuadas en estado grave, 5 en situación muy grave y 12 personas se encontraban fallecidas.

Debido a su especial dificultad, de las intervenciones efectuadas el pasado año destaca el rescate de una mujer que se fracturó un tobillo mientras practicaba barranquismo cerca del Pantano de Alsa, en el municipio de Bárcena de Pie de Concha, el pasado mes octubre. Una intervención en la que los miembros del equipo del helicóptero tuvieron que despejar previamente la zona de árboles para reducir los riesgos e izar con seguridad a la herida en la camilla. Otras asistencias destacadas fueron el rescate de un niño precipitado en un acantilado de Noja y de apoyo en las labores de extinción de varios incendios forestales, entre los que destacan los acaecidos en Cabezón de Liébana y la Hermandad de Campoo de Suso.

El equipo de intervención helitransportado del Gobierno de Cantabria ha realizado 64 vuelos de entrenamiento, que sumados a las 153 intervenciones descritas hacen un total de 217 salidas a lo largo del pasado año, y que se enmarcan en el trabajo preventivo que se realiza desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias.

Estas instrucciones resultan fundamentales para ensayar posibles casos reales y aumentar la coordinación en las actuaciones realizadas con otras instituciones como Salvamento Marítimo o Cruz Roja, con las que se llevan a cabo entrenamientos conjuntos de manera frecuente.

Los técnicos de rescate de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, los pilotos, gruístas y el personal médico entrenan en montaña, mar, costa y acantilado, vías ferratas y zonas interiores todas las circunstancias que pueden darse en la región, para garantizar rescates rápidos y eficaces en situaciones de emergencia.

Por otra parte, el equipo del helicóptero ha participado en un total de 6 simulacros. Entre ellos destaca su participación en el ejercicio que la Unidad Militar de Emergencias (UME) realizó en Cantabria el pasado año, así como el llevado a cabo junto a miembros de CERMI en el que se practicó el rescate de una persona con multidiscapacidad dentro del convenio que mantienen el Ejecutivo regional y la entidad.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn