• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El cuerpo de bomberos del consorcio de valencia dispone de 17 parques de profesionales y de 7 de voluntarios, esta cuenta con una flota de 160 vehículos mayoritariamente de las marcas Scania y Mercedes-Benz, entre bombas forestales, nodrizas, vehículos de mando,...

José Miguel Basset es Ingeniero Técnico Industrial en química industrial y bombero desde 1983 y Cabo desde 1984. Fue técnico de Consorcio Provincial de la Comunidad Valenciana entre 1986 y 1987. Y es oficial bomberos desde 1988. Entre 1988 y 1993 fue Jefe del servicio de operaciones y hasta 2012 oficial jefe de guarda. De 2012 a 2015 ocupó el cargo de jefe de la unidad forestal. Desde 2015 es el actual inspector jefe del Consorcio de Bomberos de Valencia.

Además, Basset es instructor internacional para incendios en recintos cerrados y en riesgos tecnológicos, especialista en mando y control en emergencias, y ha participado en varias misiones para ONU en Sudamérica para el OIEA. También realiza algunas publicaciones para revistas relacionadas con el mundo de las emergencias y manuales escritos sobre incendios y riesgo químico. 

Hoy nos acerca, con esta entrevista, al Cuerpo de Bomberos del Consorcio de Valencia, para descubrir su flota, ámbito de actuación, características de sus vehículos, campañas y formación, entre otros muchos temas de gran interés.

¿Cuál es el ámbito de actuación habitual de los bomberos de Valencia?
El ámbito de actuación del Consorcio de Bomberos de Valencia es todo el territorio de la provincia, excepto Valencia capital.

¿En qué consiste su labor dentro del Cuerpo de Bomberos?
Soy el Inspector Jefe del Cuerpo de Bomberos. Dentro de mis labores están la dirección técnica y operativa del cuerpo de bomberos.

Háblenos de la labor del Cuerpo en el ámbito de la colaboración internacional
Aunque en el pasado, se disponía de relaciones con diferentes servicios de bomberos a nivel europeo, Francia y Suecia fundamentalmente, en el momento actual, este servicio no mantiene relaciones con servicios fuera del ámbito nacional. Tampoco disponemos de unidades especificadas, cualificadas para actuar en el marco de actuaciones que requieren requisitos de homologación, como por ejemplo unidades USAR.

¿De cuántos vehículos se compone el parque? ¿Qué tipo de vehículos son? (bombas urbanas, autoescaleras, ligeros)
El cuerpo de bomberos dispone de 160 vehículos: 5 vehículos de altura, 6 bombas forestales pesadas, 8 bombas nodrizas pesadas, 5 bombas rurales ligeras, 1 bomba urbana ligera, 34 bombas urbanas pesadas, 4 furgones de útiles, 1 puesto de mando avanzado, 86 vehículos ligeros que son unidades de personal y de mando, 1 unidad de riesgos tecnológicos, 1 cabeza tractora, 2 unidades de transporte de personal, 1 unidad de mando y control y 3 embarcaciones fuera borda.

¿Nos puede nombrar las marcas de algunos de ellos?
En cuanto a los chasis mayoritariamente son Scania y Mercedes Benz, en cuanto a los carrozados, Rosenbauer, Incipresa, e Iturri. Los vehículos de jefatura y ligeros son todoterrenos de las marcas Nissan y Mitsubishi.

¿Qué desafíos concretos plantea la gestión de una flota de vehículos de emergencia? ¿Y el mantenimiento?
Como en todo servicio de bomberos el primer reto de cara a los vehículos es su propia definición. En cuanto a la gestión de la flota, mantener una cierta homogeneidad entre los vehículos y la formación continua de los bomberos que cambian en cada turno de guardia. Sin embargo, cubierta la etapa de definición y adquisición de vehículos, el reto es el mantenimiento de la flota. Tenemos una serie de normas establecidas para el mantenimiento y reparación de la flota, supervisada por la sección de logística del cuerpo de bomberos. Los principales problemas son las averías imprevistas y los accidentes que pueden dejar las unidades fuera de servicio por tiempo indeterminado.

¿Qué características deben cumplir los vehículos que hay en su parque de bomberos?
En realidad, no estamos hablando de un parque de bomberos, el consorcio dispone de 17 parques de profesionales y de 7 de voluntarios. Las características de los vehículos se adecuan al territorio que deben cubrir y sus riesgos específicos, por una parte hay vehículos con perfiles claramente urbanos mientras que en otros se precisa de perfiles más rurales. Estas necesidades se ajustan por el número y tipo de servicios que se generan en las diferentes zonas de cobertura en las que prestan servicio. Pero en general podríamos decir que, como norma general, se va hacia vehículos con cambio automático y en los casos de autobombas, que sean capaces de transportar materiales muy diversos para intervención y una cantidad de agua en cisterna, esta oscila entre los 3500 litros en bombas urbanas pesadas hasta los 12000 de las bombas nodrizas. El abastecimiento de agua siempre ha supuesto un problema y esto marca las necesidades de grandes cisternas.

¿Responde la industria a las necesidades de los servicios de emergencia actuales?
Si estamos hablando de vehículos y equipamiento de protección, podríamos decir que sí, aunque podría mejorarse y sobre todo en temas de protección personal. Si estamos hablando en general, no. No se desarrollan aplicaciones que den respuesta a las necesidades tecnológicas que se precisan hoy en día para los servicios de bomberos, todo debe ser elaborado a medida.

Aproximadamente, ¿qué tipo de campañas y labores de formación (no del personal) ofrecen al año?
Se efectúan campañas de concienciación pública ante emergencias, por ejemplo en forma de mensajes que indican como actuar en casos de emergencia. Asesoramiento a urbanizaciones que se ubican en zonas de interface urbano-forestal o campañas divulgativas hacia colegios. Se colabora, así mismo, en la formación de estudiantes de grado tanto medio y superior, como universitario en temas de emergencias en general y forestales. En cuanto a labores de formación, fuera del operativo del servicio, no se imparte.

¿Qué retos afronta el Cuerpo de Bomberos de Valencia de cara al futuro?
Uno de los retos fundamentales en estos momentos es el cambio generacional. Se afronta una jubilación masiva del personal que se incorpora durante la creación y desarrollo del servicio. A parte de esta cuestión, el reto de futuro es el mantenimiento de la estructura generada para el desempeño del servicio y la adecuación a las nuevas demandas de la sociedad y respuesta a los riesgos naturales, que como en el caso de los incendios forestales requieren de una especial atención. La formación del personal en las nuevas tecnologías y el mantenimiento de los conocimientos adquiridos. Sin embargo, bajo mi punto de vista y bajando al terreno de lo práctico, la adecuación a la normativa de riesgo laboral y la elaboración de procedimientos y protocolos de actuación internos y en conjunto con el resto de administraciones implicadas en las emergencias, son los retos a abordar por el servicio de bomberos.

¿Está suficientemente reconocida la labor de los bomberos en España?
Decididamente, la respuesta es no. Los servicios de bomberos en España se desarrollan bajo una estructura de administración local y esto supone un freno importante. Hace que cada administración local organice y gestione “SU” servicio de bomberos, por ello nos encontramos con tantas estructuras de bomberos como municipios de más de 20.000 habitantes, o como consorcios, o como…privados, públicos, funcionarios, contratados laborales…Este tipo de disparidad, sólo indica que es un servicio que las administraciones locales se ven abocadas a disponer de él, no tanto como la calidad que se supone que debe disponer el cuerpo de bomberos que debe prestar el servicio. Si se utilizan centenares de fórmulas para dar una misma respuesta, implica que no se valora la calidad y la labor a desarrollar por la misma. Si hablamos desde el punto de vista del ciudadano que recibe la prestación del servicio, en esta vertiente, en general se nos valora bien.

¿Cree que los servicios de emergencia en nuestro país están suficientemente profesionalizados? ¿Qué se podría mejorar?
La respuesta a esta pregunta viene en relación a la de la anterior. Si por definición, no hay dos servicios iguales, ¿cómo vamos a opinar sobre una profesionalización cuantificable? Si la administración local dispone de recursos, pues más profesionales, si no, pues menos.
¿La solución? Desde mi punto de vista, la homogeneización de los servicios de bomberos a nivel nacional, de forma que se permita una regulación en cuanto a competencias, formación, organización, cosas tan simples como uniformidad, mismos materiales, mismos vehículos, mismos procedimientos….Al fin y al cabo, las emergencias son iguales, se produzcan donde se produzcan, y los medios y formas para resolverlas deberían ser los mismos para todos y no ser una función directa de las economías de cada entidad local.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn