• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

En Santa Cruz de Tenerife ya están perfectamente operativos los nuevos drones que supondrán un complemento esencial en posibles búsquedas de personas desaparecidas o situaciones de emergencia.

La primera unidad de drones de Protección Civil que opera en el Archipiélago canario ya está en marcha en Santa Cruz de Tenerife. Se trata de dos drones recién adquiridos por el Consistorio para reforzar la actuación municipal en casos de emergencias o, incluso, rescate de personas. Estos nuevos aparatos están adscritos a la sección municipal de Protección Civil y se encargará de su manejo un equipo de cinco pilotos que han cumplimentado la formación especializada.

Desde el consistorio aseguran que la unidad “confirma la apuesta que está haciendo Santa Cruz por la seguridad de las personas, contando además con la última tecnología y los recursos que nos permiten ofrecer mayores garantías y protección ante cualquier adversidad”. También han señalado “nos estamos adelantando a muchos municipios de Canarias, y del resto del Estado, en la utilización de estas herramientas para salvar vidas”.

Esta unidad supone un avance espectacular en los tiempos de respuesta y en la eficacia de determinadas búsquedas de personas que se pueden extraviar en las zonas más complicadas del municipio. “Es muy probable que una vez comience a funcionar los drones nos sirvan para otras muchas funciones relacionadas con el apoyo a las labores de protección civil e incluso de cuidado del medio ambiente”, aseguran desde el Gobierno.

Estos drones ya están perfectamente operativos y supondrán un complemento esencial en posibles búsquedas de personas desaparecidas o situaciones de emergencia. Ambos aparatos cuentan además con sistemas de captación y grabación de imágenes que aportaran un enorme apoyo en estos casos.

Además de la adquisición de los aparatos, valorada en unos 10.000 euros, también se ha hecho necesario formar a cuatro pilotos especializados y tramitar las autorizaciones pertinentes ante la Agencia estatal de Seguridad Aérea (AESA)

Ambos drones se encuadran en la categoría de menos de 25 kilogramos de peso, tratándose de dos DJI, uno modelo Phantom4 y el otro Inspire2, que disponen de cámaras para grabación en alta definición 4K. También se ha completado la dotación técnica con las tabletas para soporte y manejo de los drones, además de varias baterías de reposición. La autonomía media de vuelo de los drones, dependiendo de las circunstancias, es de unos 25 minutos, por eso es necesario contar con baterías de repuesto.

El objetivo de esta adquisición y del programa formativo que han superado los dos técnicos del servicio de protección Civil; dos integrantes de la agrupación municipal de voluntarios de Protección Civil es realizar operaciones de búsqueda, emergencia y salvamento, con especial enfoque a las situaciones que se pudieran producir en el municipio. El equipo de actuación se completa con la labor de un operador del CETRA-CECOPAL que también dispone de la formación y permisos requeridos.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn