• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Entrevista a Juan Antonio Núñez González, TES del servicio HEMS de SUMMA 112 Madrid.

Juan Antonio Núñez Gónzales es TES en el Hems de SUMMA112 Madrid. Su labor consiste en colaborar con el médico y DUE en el tratamiento, movilización y transporte de pacientes enfermos y/o accidentados. En las misiones HEMS, el TES se convierte en el nexo entre la tripulación de vuelo y el equipo médico y colabora en la seguridad de la operación. En este puesto lleva desde el año 2001; en primer lugar compartiendo destino con el centro coordinador y, desde 2006 hasta la actualidad, compartiendo destino con una uvi móvil.

Juan Antonio Núñez González se subió por primera vez en una ambulancia al borde de los 16 años, allá por el año 1990. Como para muchos otros profesionales de la emergencia extrahospitalaria, la Cruz Roja y un servicio preventivo de fútbol le brindaron esa primera vez. Desde entonces, su vida profesional ha estado ligada al transporte sanitario: voluntario de Cruz Roja Fuenlabrada, servicio militar en Cruz Roja, conductor de ambulancias de traslado individuales y colectivas, conductor de ambulancias de urgencias, técnico del Servicio de Coordinación de Urgencias y Emergencias del SERCAM y, actualmente, TES en el HEMS SUMMA-01 y en la Uvi Móvil del SUMMA112 en Las Rozas de Madrid. Además Colabora entre otras muchas acciones formativas, explicando sus funciones como TES en un servicio HEMS en algunos IES en los que se cursa el Grado Medio de Técnico en Emergencias Sanitarias.

¿Cuántos años lleva en funcionamiento el servicio HEMS de SUMMA112 Madrid? ¿Cuál es su ámbito de actuación?
Los orígenes del servicio HEMS en la Comunidad de Madrid se remontan al año 1989. El Romeo 0, un helicóptero de la Dirección General de Tráfico (DGT) con base en el aeródromo de Cuatro Vientos, se dotaba con un/a médico y un/a DUE del 061, y se movilizaba normalmente a requerimiento de los agentes de la DGT cuando ocurría un accidente de tráfico con heridos graves. En 1997 y coincidiendo con la transferencia de competencias en materia de emergencia sanitaria a las Comunidades Autónomas, el Romeo 0 cesó su actividad como helicóptero sanitario y comenzaron su andadura los helicópteros del recién creado Servicio de Emergencia y Rescate de la Comunidad de Madrid (SERCAM), un servicio HEMS que se configura tal y como lo conocemos en la actualidad: dos helicópteros que cubren toda la Comunidad de Madrid (norte-este y sur-oeste respectivamente) y que en ocasiones prestan apoyo a provincias limítrofes como Ávila, Segovia y Toledo.

¿Qué helicópteros conforman el servicio HEMS del SUMMA112 Madrid? ¿Dónde están ubicados?
El SUMMA-01 es un Agusta 109-E Power con base en el Parque de Bomberos de Las Rozas de Madrid (A-6, km 22,500) y dotación sanitaria propia. Es un helicóptero ligero, biturbina, muy rápido (311 km/h vel. máx.), con gran capacidad de maniobrabilidad y equipado con tren de aterrizaje. Tiene acceso al habitáculo sanitario por ambos lados, capacidad para 6 personas, camilla en posición longitudinal y bodega en el puro de cola. Por su parte, el SUMMA-02 es un Bell 412 HP con base en el Parque de Bomberos de Lozoyuela (A-1, km 68) y dotación compartida con la Uvi Móvil de la misma localidad. Es un helicóptero medio en lo más alto de gama de su categoría, biturbina, muy potente, con acceso a un amplio habitáculo sanitario por ambos lados, capacidad para 9 personas, camilla en posición transversal y una pequeña bodega en el puro de cola.

¿Cuántas personas componen el equipo? ¿Viajan las mismas en el helicóptero?
Puesto que la tipología de avisos de las misiones HEMS es muy similar a la de otros recursos de SVA, desde el principio se pretendió que las dotaciones sanitarias del helicóptero fuesen las mismas que en una Uvi Móvil. De este modo, el equipo sanitario está compuesto por un/a médico, DUE y uno o dos TES; y en el momento del vuelo, se suman al equipo antes citado, el piloto y el tripulante HEMS.

¿Qué tipo de emergencias son las que atienden habitualmente?
La cardiopatía coronaria y los accidentes cerebro-vasculares son las más habituales, seguidas de patología traumática por accidentes de tráfico, laborales y/o deportivos. La tipología de avisos no difiere mucho de otras unidades de SVA; la ventaja del helicóptero en estos casos reside en la rapidez con que el paciente puede llegar al centro útil, especialmente si se cumplen los criterios para activar un “Código Infarto” o un “Código Ictus”.

¿Los HEMS realizan otro tipo de funciones, como el transporte de órganos, donantes, sangre, etc.?
En la Comunidad de Madrid los helicópteros realizan también traslado de donantes en asistolia (especialmente desde el medio rural), helitransporte neonatal, helitransporte secundario intercomunitario y misiones de búsqueda y asistencia sanitaria en montaña y/o medio acuático.

¿Cuántas intervenciones realizan de media al año? ¿Cuántas se han realizado en lo que va de 2017?
En el año 2016 tuvimos cerca de 700 activaciones entre los dos helicópteros, unas 400 con el SUMMA-01 (este recurso siempre tiene más activaciones al estar la dotación siempre disponible) y el resto con el SUMMA-02. Se puede concluir que hubo una media de 2 activaciones HEMS al día y en lo que llevamos de año, estamos cerca de igualar o incluso superar ligeramente esas cifras.

¿Cuál es la media de tiempo de respuesta de las misiones HEMS del SUMMA 112?
En operaciones HEMS dentro de la Comunidad de Madrid el tiempo de respuesta hasta el lugar de intervención no suele superar los 20 minutos. Los mecánicos se encargan de que los helicópteros estén operativos en la plataforma de despegue para que la activación sea inmediata, sin tener que perder tiempo en sacar la máquina de un hangar o similar; esto posibilita que los tiempos de respuesta sean realmente rápidos. Además, la tripulación de vuelo está muy experimentada en el vuelo visual sobre la orografía madrileña, y aunque disponen de mapas y sistema de coordenadas, la mayoría de las veces conocen ya de antemano la ubicación de las helisuperficies, los puntos de toma habituales en intervenciones de montaña o medio acuático, así como los puntos de toma en los principales hospitales receptores, hecho que conlleva una mayor agilidad a la hora de llegar al lugar de intervención.

¿Tiene previsto SUMMA 112 en lo relativo a las misiones HEMS dar servicio nocturno?
Es una posibilidad que se debe explorar. La Comunidad de Madrid cuenta con una extensa red de helisuperficies que, una vez adaptadas a las condiciones de iluminación que requieren las misiones nocturnas, podría facilitar (junto con otras medidas) que las misiones HEMS nocturnas fuesen una realidad a corto o medio plazo. Será un trabajo de la dirección del servicio, dilucidar si el ciudadano necesita que este servicio se ponga en marcha y, en tal caso, adoptar las modificaciones pertinentes para que las misiones HEMS nocturnas sigan conservando unos estándares de calidad y seguridad óptimos.

¿Qué protocolos concretos llevan a cabo a la hora de realizar una intervención?
El primer paso cuando somos activados consiste en equiparnos con un EPI consistente en mono de vuelo ignífugo, botas de seguridad y casco de vuelo con comunicaciones y protección acústica integradas. Previo al despegue, verificamos con el piloto los “Callouts” de puertas, cinturones y material, y durante el vuelo realizamos un pequeño briefing en el que analizamos con la tripulación de vuelo la información proporcionada por el Centro Coordinador. A la llegada al lugar colaboramos con el piloto en la maniobra de aproximación al punto de toma y consensuamos el tipo de desembarque que vamos a realizar. Tanto en la fase de aproximación como durante el traslado al hospital útil, todo el material debe ir en su sitio y perfectamente sujeto. Por último, cuando volamos con paciente, debemos colocarle los cinturones de sujeción, unos cascos de protección acústica y debemos verificar que todas las alarmas luminosas de los aparatos de electromedicina están visibles.

¿Qué tipo de formación específica tienen que tener los miembros del servicio HEMS en comparación al personal de emergencias de UVI Móviles?
Actualmente, en la Comunidad de Madrid, para formar parte de la dotación sanitaria de un servicio HEMS, se precisa haber realizado un curso de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) y otro denominado “Tripulante HEMS”. El primero es un curso sobre los aspectos básicos de la seguridad en el entorno de una aeronave, y, el segundo, mucho más completo, engloba entre otras enseñanzas: maniobras de seguridad, fundamentos de vuelo de los helicópteros, procedimientos de embarque y desembarque, climatología o comunicaciones.

¿Qué diferencias tiene el servicio de HEMS del SUMMA 112 respecto al de otras comunidades?
La principal diferencia radica en la composición de la dotación sanitaria. En la mayoría de comunidades autónomas, la dotación sanitaria la proporciona la misma empresa que proporciona el helicóptero y la tripulación de vuelo; además, los HEMS del SUMMA112 son los únicos en los que al menos un TES forma parte habitualmente de la dotación sanitaria. Esto confiere al servicio HEMS una mayor operatividad, más seguridad y una mayor autonomía en el tratamiento y traslado de pacientes graves. Podemos encontrar también diferencias que emanan directamente del modelo de helicóptero empleado, diferencias de corte más técnico, como puede ser la autonomía de vuelo, la ubicación del paciente en el interior o los procedimientos específicos de seguridad de cada helicóptero.

¿Cuál ha sido la situación más difícil/complicada de llevar a cabo a la que se ha enfrentado sirviendo en el HEMS del SUMMA 112? ¿Por qué?
Cuando tu vida profesional está ligada a la emergencia extrahospitalaria durante tantos años, son muchas las situaciones difíciles a las que te tienes que enfrentar, pero si tengo que decantarme por una, me quedo (de forma general) con las intervenciones con niños… Leer en su mirada el terror ante lo ocurrido, escuchar sus declaraciones fantasiosas como explicación de lo que están viviendo o no saber o poder responder algunas de sus preguntas, creo que a cualquier profesional de emergencias extrahospitalarias le provoca un nudo en la garganta ya incluso cuando vamos de camino al aviso.

¿En quién recae la responsabilidad del equipo de intervención en vuelo?
En operaciones HEMS la responsabilidad tiene dos vertientes claramente diferenciadas: desde el punto de vista aeronáutico recae en el piloto, mientras que la responsabilidad desde el punto de vista sanitario recae en el médico.

¿Qué factores son determinantes a la hora de valorar los riesgos ante una emergencia para decidir no volar?
Los factores más determinantes son la mecánica del helicóptero y las condiciones climatológicas adversas. Desde el punto de vista mecánico, cualquier luz de aviso debe ser revisada a la mayor brevedad posible y el helicóptero no podrá volar (o incluso tendrá que suspender la misión y regresar a base si es posible) hasta que el problema se subsane; es por ello que los mantenimientos de la aeronave son muy habituales y minuciosos. Por otro lado, la niebla es el principal enemigo de la misión HEMS climatológicamente hablando; la imposibilidad de tomar con seguridad (tanto en el lugar de intervención, como en el hospital o en la base) constituye un riesgo que no se puede asumir.

¿Cuál es su valoración sobre las misiones HEMS en España?
Los servicios HEMS proporcionan una doble ventaja para la persona que sufre una enfermedad tiempo dependiente o un politraumatismo, especialmente en el ámbito rural, y por extensión en aquellos lugares en los que un recurso médico avanzado no ofrece un tiempo de respuesta aceptable; en primer lugar posibilita que hasta el lugar de intervención se desplace un equipo de SVA que estabilice al paciente in situ y, por otro lado, permite trasladar al paciente al hospital útil (que generalmente no es el más cercano) en menos tiempo, evitando así traslados secundarios que no hacen otra cosa que demorar el tiempo de tratamiento definitivo, y por extensión, pueden hacer que aumente la gravedad del paciente.

Desde el punto de vista profesional, al igual que ya ocurre en la Comunidad de Madrid, creo que todas las administraciones autonómicas deberían apostar por la inclusión de al menos un TES en la dotación sanitaria de los HEMS. La analogía es muy clara, si los recursos terrestres de SVA cuentan con al menos un TES como parte de la dotación, un servicio HEMS, dedicado al tratamiento y traslado de pacientes graves, y donde además la seguridad juega -si cabe- un papel primordial, también debería contar con este perfil profesional.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn