• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

En Suecia ya están estudiando la posibilidad de utilizar los drones para llevar desfibriladores en situaciones de emergencia, los resultados revelan que llegan en un tiempo menor al de una ambulancia.

Jacob Hollenberg, del Instituto Karolinska de Suecia, y su equipo comenzaron a estudiar la posibilidad de utilizar drones para obtener un desfibrilador en la escena de la emergencia en menor tiempo que una ambulancia. A partir de esa idea, la Agencia Sueca de Transporte desarrolló y certificó un dron, equipado con un GPS y una cámara de alta definición e integrado con un sistema de software de piloto automático. El equipo de Hollenberg decidió unir un desfibrilador al dron, y este se instaló en una estación de bomberos en Norrtälje, una zona rural cercana a Estocolmo, y fue enviado a lugares dentro de los 10 kilómetros donde habían ocurrido los accidentes cardíacos en los últimos 8 años.

El tiempo medio desde la estación del dron hasta su llegada a la ubicación de emergencia fue de 5 minutos y 21 segundos. En cambio, durante las emergencias reales, el tiempo medio de envío para la ambulancia fue de 22 minutos. El dron llegó más rápidamente que el EMS en todos los casos con una reducción media en el tiempo de respuesta de 16 minutos. "Ahorrar 16 minutos es probable que sea clínicamente importante”. "Si podemos reducir el tiempo de paro cardiaco desde el colapso a la desfibrilación por unos minutos, cientos de vidas se salvarán cada año", afirma Hollenberg. Su equipo está trabajando con los servicios de emergencia, preparándose para enviar drones en emergencias reales y probar si los resultados mejoran.

El equipo de Hollenberg ha ido más allá, y es que también están usando drones para buscar personas que se están ahogando, "estoy convencido de que los drones ofrecen muchas posibilidades para ser utilizados en emergencias médicas". Inglaterra ya planea utilizar drones para ayudar a los equipos de respuesta de áreas peligrosas, que se ocupan de emergencias médicas que involucran materiales químicos, biológicos o nucleares. También está estudiando la posibilidad de utilizar tecnologías de drones para entregar sangre y órganos para el trasplante.

Las nuevas tecnologías mejoran día a día los servicios de emergencia, en Estocolmo, Londres y otras ciudades ya han comenzado a utilizar las aplicaciones móviles que alertan a las personas entrenadas en CPR si alguien sufre un paro cardiaco cerca.

Drones para transportar personas

Más allá va la firma china de drones EHang ha confirmado que suministrará taxis voladores autónomos a Dubái para que esta ciudad de los Emiratos Árabes se convierta en la primera del mundo en ofrecer vuelos a pasajeros en una aeronave no tripulada. El dron, que ha sido bautizado como EHang 184, consta de ocho hélices y está ideado para el transporte individual. Según han confirmado los desarrolladores de la aeronave, el dron será capaz de llevar a un pasajero con una maleta, con un peso máximo de 117 kilos.

Este ‘nuevo vehículo’ también podría formar parte también del futuro de los servicios de emergencia, por ejemplo para el transporte de personas que han sufrido un accidente en zonas con difícil acceso, salvar a personas atrapadas en incendios o llevar con urgencia a un enfermo a un hospital.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn