Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Ambos gobiernos preparan un protocolo de colaboración en materia de prevención y extinción que se pondrá en marcha durante esta campaña.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ultima un protocolo de colaboración con el de Aragón en materia de prevención y extinción de incendios forestales, que se pondrá en marcha esta campaña. Así lo ha asegurado el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, que ha acompañado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante una prueba con nuevos métodos para combatir incendios forestales en Huesca de la empresa SallenFire, de cara al periodo de mayor riesgo de incendios de 2017, que se extenderá del 1 de junio al 30 de septiembre.

Los incendios “no obedecen a fronteras administrativas”, por lo que Martínez Arroyo ha destacado que ambos Gobiernos tienen “prácticamente ultimado” este protocolo, que va a servir para trabajar de una mejor forma e “intensificar la relación que tenemos hasta ahora”, sobre todo, en los 200 kilómetros de superficie que comparten las dos Comunidades Autónomas, en las provincias de Zaragoza, Teruel, Guadalajara y Cuenca, donde prácticamente la totalidad de las superficies de contacto son masas forestales continuas.

Contenidos del acuerdo

El protocolo con el Ejecutivo aragonés comprenderá el intercambio de experiencias y de prácticas en los procesos de planificación y de gestión del operativo de prevención y extinción; así como la puesta en común de fórmulas de relación entre los Gobiernos de Castilla-La Mancha y Aragón y las empresas públicas, y de los correspondientes modelos de contratación. A las dos Comunidades Autónomas les une la encomienda a las respectivas empresas públicas medioambientales para los servicios de prevención y extinción de incendios.

A través de esta colaboración se facilitará la prestación de apoyo en caso de siniestros, especialmente de una manera rápida en zonas limítrofes, y el estudio de la distribución de los medios para evitar solapamientos y aumentar la eficiencia de los recursos. Según ha explicado el consejero, “sólo este fin ya merece la pena”, pero además “se pretende intensificar esta colaboración en otros ámbitos dentro de la materia de prevención y extinción de incendios forestales”.

Martínez Arroyo ha destacado el compromiso del Gobierno regional con el Medio Ambiente, que se ha manifestado con un “cambio radical de planteamiento, aumentando los tratamientos selvícolas durante todo el año", teniendo en cuenta que Castilla-La Mancha es una región muy extensa en la que el 45 por ciento del territorio es forestal.

Tratamiento novedoso contra incendios forestales

Durante su visita a SallenFire el presidente García-Page tuvo la oportunidad de ver un tratamiento novedoso contra incendios forestales. “Vamos a ver de qué manera podemos innovar en Castilla-La Mancha porque tenemos que estar en primera línea en la lucha", ha aseverado el consejero de Medio Ambiente.

SallenFire es responsable de la fabricación de productos no contaminantes que actúan como retardantes contra el fuego y con los que también se pueden crear cortafuegos preventivos y líneas de vida seguras para personas, núcleos urbanos, parques naturales, bomberos, industrias y otros activos. Un método en la lucha contra incendios, natural, no corrosivo, biodegradable y sin componentes tóxicos, que además permite una significativa reducción en los costes de la extinción de incendios.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn