PANTER FORZA
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Fundación TIC Salud Social ha presentado un informe sobre la integración de drones en salud, con tres áreas de trabajo: la logística de transporte sanitario, las emergencias médicas y la aplicabilidad clínica. En los próximos meses, se iniciarán pruebas piloto para evaluar sus beneficios.

La Fundación TIC Salud Social, el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) y la Fundación Hospital de Olot y Comarcal de la Garrotxa han celebrado un acto para abordar los retos que presentan los drones en el ámbito de la salud. En la jornada se ha presentado el informe 'Integración de Drones en el Entorno de Salud' y algunas de las pruebas piloto de transporte de material sanitario y muestras biológicas que se iniciarán próximamente.
 
Manel Balcells y Díaz, consejero de Salud, ha participado en el acto y ha presenciado la demostración de vuelo que se ha hecho desde el Área Básica de Salud (ABS) del Valle de Bas hasta el Hospital de Olot. Balcells ha puesto en valor el "gran interés de esta tecnología por cuestiones de sostenibilidad ambiental y económica, así como las posibles aplicaciones de esta tecnología, por ejemplo, en el transporte de muestras o medicamentos entre centros sanitarios aislados." El titular de Salud también ha destacado la trayectoria del Hospital de Olot con proyectos de innovación y especialmente en lo que se refiere a la utilización de los drones.

El informe presentado ha estado liderado por la Fundación TIC Salud Social, con el apoyo de la Digital Catalonia Alliance. El director de la fundación, Joan Guanyabens, ha apuntado que "los drones muestran un gran potencial para mejorar la atención médica y el transporte de muestras biológicas y material sanitario, especialmente en zonas rurales o de difícil acceso". Por ese motivo, ha anunciado, "tenemos previsto hacer pruebas piloto centradas en el ámbito logístico, de emergencias y clínico, involucrando a las principales instituciones implicadas del sistema".

Por su parte, Josep Maria Padrosa, gerente del Hospital de Olot, ha explicado que "tener centros de atención primaria de proximidad pone en valor las facilidades y la capacidad de desarrollar proyectos de innovación de estas características”. De hecho, ha recordado que "el primer caso de uso de vuelo de dron con muestras biológicas fue en Olot hace un año".

El CTTI impulsa y coordina las pruebas piloto que se llevarán a cabo con drones. Lo hace en el marco de su programa de innovación, que busca dar respuesta a los retos y necesidades planteadas por la administración para acelerar su transformación digital y la mejora de sus servicios.
 
Integración de drones en el sistema sanitario
El informe introduce la tecnología de los drones, así como los aspectos normativos, éticos, de seguridad y privacidad asociados a su uso, y sus posibles aplicaciones en salud, con ejemplos de estudios y pruebas piloto que se han realizado en Europa y en todo el mundo.

Por lo que respecta a los casos de uso de drones en salud, los clasifica en tres áreas principales: la logística, la de emergencias y la clínica. La logística comprende el uso de drones para el transporte de muestras biológicas y tejidos, terapias farmacológicas, dispositivos médicos y otros tipos de material. En el área de emergencias, aparte del propio transporte de material sanitario, se contempla incorporar soluciones de telemedicina, facilitar las comunicaciones y dotar de recursos a los operativos con cargo a la gestión de una situación emergencia para agilizar la atención en situaciones de difícil acceso en las que la rapidez es vital. Por último, la integración de drones dentro del área clínica de salud es la que se encuentra en una fase más incipiente, aunque se han encontrado pruebas de concepto relacionadas con la mejora del desarrollo cognitivo.

Los principales retos en todas las áreas mencionadas se centran en la estricta normativa vigente, la seguridad de los datos, la habilitación de un espacio específico para realizar la operativa de vuelo, y la coordinación e integración de las operaciones con drones con las de la aviación tripulada. Pese a los desafíos, el informe hace énfasis en la necesidad de evolucionar en la normativa para aprovechar al máximo los potenciales beneficios del uso de drones en salud. Entre ellos, se prevé mejorar la calidad y la eficiencia de la asistencia, disminuir los costes económicos asociados al transporte y reducir considerablemente el tiempo de trayecto y emisiones de CO2 en comparación con el transporte rodado y aéreo convencional.

Pruebas piloto en la Garrotxa y la zona Metropolitana Nord
La Fundación TIC Salud Social y el CTTI iniciarán próximamente diversas pruebas piloto para dimensionar costes y evaluar los riesgos y beneficios del uso de drones en las tres áreas de trabajo. La primera prueba empezará a finales de este mes de junio y consistirá en el transporte de muestras biológicas del ABS del Valle de Bas en el Hospital de Olot para su análisis, y el transporte no programado de otras muestras o equipamiento médico en el sentido inverso.

El trayecto realizado con dron entre el CAP Sant Esteve d'en Bas y el Hospital de Olot ha permitido constatar un ahorro de un 60% del tiempo de transporte, así como una reducción de la huella de carbono en comparación con sí se hubiera realizado por vía terrestre. El vuelo de dron tuvo una duración de unos siete minutos, mientras que el trayecto realizado en vehículo dura 20 minutos.

En cuanto a la segunda prueba piloto, una iniciativa de la Dirección de Atención Primaria de la Metropolitana Norte del Instituto Catalán de la Salud y que se prevé iniciar próximamente, consistirá en el transporte de muestras biológicas entre el CAP Sant Fost-Martorelles y el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona. Aparte de los centros de salud implicados, en las dos pruebas participará el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y la empresa T-Systems.

Estas pruebas siguen el trabajo iniciado en mayo de 2023 en el Hospital de Olot, cuando se validó la viabilidad de transportar analíticas de sangre con dron. En este piloto se logró conservar en buen estado las muestras y reducir un 43% el tiempo del transporte y un 80% las emisiones de CO2.

Imágenes: Generalitat de Catalunya.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn