PANTER FORZA
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Un grupo de investigadores ha analizado las tendencias de mortalidad asociadas al carbono negro y sustancias químicas procedentes de los incendios forestales en el territorio continental del país.

Un estudio publicado en ‘The Lancet Planetary Health’ asegura que las mejoras en materia de salud pública y en la calidad del aire en Estados Unidos se ha frenado en la última década debido al aumento de las emisiones de carbono negro y PM2·5 (materia que incluye sustancias químicas orgánicas, polvo, hollín y metales) que emanan de los incendios forestales.

Para la realización del estudio, los investigadores tomaron muestras de concentraciones diarias de PM2·5 y su componente de carbono negro altamente tóxico entre el año 2000 y el 2020 con ayuda de satélites, IA y otras herramientas tecnológicas. Por otro lado, analizaron las muertes prematuras a causa del carbono negro y el impacto de los incendios forestales en la calidad del aire y la salud pública.

Los resultados plasman que, tanto las PM2·5 como el carbono negro en Estados Unidos mostraron tendencias decrecientes significativas en general entre 2000 y 2020, lo que llevó a una reducción de alrededor de 4.200 muertes prematuras anuales. Sin embargo, desde 2010 las tendencias decrecientes de partículas finas y muertes prematuras se han revertido y han aumentado en el oeste del país con el incremento de 670 muertes prematuras, mientras que en las zonas del este se mantiene prácticamente sin cambios.

El oeste de Estados Unidos mostró grandes fluctuaciones interanuales que se atribuyeron a la creciente incidencia de incendios forestales. Además, la proporción de masa de carbono negro creció de forma anual debido, principalmente, al aumento de las emisiones de incendios forestales y a reducciones más rápidas de otros componentes en el este, lo que sugiere un aumento potencial en la toxicidad relativa de las PM2·5.

El 100 % de las zonas pobladas de Estados Unidos ha experimentado, al menos, un día de contaminación por PM2·5 que superó los niveles recomendados para mantener la calidad del aire durante el período comprendido entre el 2000 y el 2020. Los recientes incendios forestales generalizados han aumentado considerablemente los riesgos de exposición diaria en el oeste el país y también han afectado el medio oeste por el transporte del humo.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn