PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Más de un centenar de efectivos de Bomberos del Ayuntamiento, Policía Municipal, SAMUR-Protección Civil, el Centro de Gestión de Movilidad, el 112 y personal de emergencias de Madrid Calle 30 han participado en el ensayo.

La medianoche del 18 de noviembre se produjo el simulacro de un siniestro en el que se vieron implicados tres turismos y un autobús de pasajeros en el bypass sur de la M-30, en el tramo que une Marqués de Vadillo con la A-3. El accidente dejó un saldo de seis heridos, cuatro de ellos de gravedad. Tras producirse la colisión, uno de los vehículos se incendió causando el pánico entre los 50 viajeros del autobús que han quedado atrapados en el punto del siniestro, así como de los pasajeros conscientes en los turismos implicados en la colisión, 3 de ellos encarcelados en sus vehículos. El accidente, además, provocó el corte completo de este túnel, lo causó graves retenciones en su interior.

Con este escenario, Madrid Calle 30, la empresa que gestiona la explotación, conservación y mantenimiento de la M-30, realizó de 23:45 a 1:30 horas el simulacro que lleva a cabo anualmente para comprobar la efectividad de los protocolos de actuación establecidos para casos de incidentes graves en esta vía de circunvalación, así como la coordinación de los equipos que intervienen tanto de Madrid Calle 30 como de los servicios de emergencias municipales. En el simulacro también estuvieron presentes la consejera delegada de Madrid Calle 30, Rosalía Gonzalo, y el director general de Emergencias y Protección Civil, Enrique López Ventura.

Un centenar de efectivos de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Policía Municipal, SAMUR-Protección Civil, el Centro de Gestión de Movilidad, el 112 y personal de emergencias de Madrid Calle 30 liberaron y pusieron a salvo a todos los ocupantes de los vehículos para evitar las consecuencias derivadas del incendio producido en el interior del túnel.

Cada año, más complejidad

La gestión del accidente simulado fue de gran dificultad debido a su magnitud, así como por el número elevado de personas implicadas. El accidente, en el que se incendió uno de los vehículos, obligó a todos los servicios intervinientes a cambiar la estrategia de actuación y a movilizar a nuevos equipos.

Con este tipo de ejercicios, no solo se pretende conseguir una mayor complejidad en la realización del simulacro para analizar más en profundidad las tareas a realizar, sino que se permite la intervención de todos y cada uno de los servicios de emergencias de la ciudad de Madrid.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn