• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Administración provincial de Jaén ha invertido más de 61.000 euros y que se suma a la flota con la que cuenta el Consorcio Comarcal de Bomberos de la Sierra de Cazorla, que gestiona la Diputación.

El municipio de Larva dispone de un nuevo vehículo para atender a la población en casos de incendio y salvamento. El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, acompañado por la vicepresidenta segunda de la Administración provincial, Pilar Parra, ha asistido junto a la alcaldesa de Larva, Ángeles Leiva, a la puesta en servicio de este nuevo vehículo en el que la Administración provincial ha invertido más de 61.000 euros y que se suma a la flota con la que cuenta el Consorcio Comarcal de Bomberos de la Sierra de Cazorla, que gestiona la Diputación.

La adquisición por parte de la Administración Provincial de este vehículo, denominado pick up, está dirigida a “garantizar una actuación rápida en caso de incendio y de emergencia, puesto que Larva se encuentra a 34 kilómetros del Parque Comarcal de Bomberos Sierra de Cazorla, ubicado en Peal de Becerro”, ha destacado Reyes. Este tipo de vehículo está diseñado para zonas rurales y facilita el acceso a calles estrechas, “contribuyendo así a reducir el tiempo de actuación y mejorando, de esta forma, la atención que se presta a la ciudadanía en esta materia y, por tanto, su seguridad”, ha remarcado el presidente de la Administración provincial.

Este vehículo carrozado por Feniks está dotado con cisterna de 400 litros, botiquín de primeros auxilios, emisora de radio, gancho remolque, extintor de polvo seco, equipo de alta presión o bidón para espumógeno, entre otros elementos. Con su adquisición, son un total de 6 los vehículos que componen la flota del Consorcio Comarcal de Bomberos de Sierra de Cazorla, que ya contaba con otro pick up para Pozo Alcón, así como con un furgón de salvamento, una bomba rural pesada, otra urbana ligera y una unidad de intervención rápida.

Además de este nuevo camión, la Diputación de Jaén ha adquirido también en el último año un equipo de excarcelación eléctrico y otro de descontaminación de vestuario para la prestación del Servicio Provincial de Extinción de Incendio y Salvamento en este consorcio, en los que ha invertido más de 45.000 euros. “La dotación de estos nuevos equipos forma parte de la línea de mejora, tanto de medios técnicos como humanos, que está llevando a cabo la Diputación Provincial de Jaén en los consorcios comarcales de bomberos”, ha subrayado el presidente de la Administración provincial, que ha recordado que a principios de año se incorporaron seis nuevos bomberos conductores al Parque Comarcal de la Sierra de Cazorla.

Larva es una de las localidades –junto a Cazorla, Chilluévar, Hinojares, Huesa, La Iruela, Peal de Becerro, Pozo Alcón y Santo Tomé– a las que se presta el Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento (SPEIS) desde dicho parque comarcal, que atiende a una población superior a los 31.200 habitantes.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn