• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El presupuesto de estos parques que contarán con 85 trabajadores se situará entre los diez y los diez millones de euros, y se implantarán en Sotillo de la Adrada, Ramacastañas, Arévalo, Piedrahíta y Cebreros.

El presidente de la Diputación de Ávila ha anunciado que la provincia contará con cinco parques comarcales de bomberos profesionales en "marzo o abril de 2023", es decir, uno o dos meses antes de las próximas Elecciones Municipales y Autonómicas. Además, ha rectificado, al señalar que se ejecutarán todos a la vez. El presupuesto de estos parques que contarán con 85 trabajadores se situará entre los diez y los diez millones de euros, y se implantarán en Sotillo de la Adrada, Ramacastañas, Arévalo, Piedrahíta y Cebreros.

Las conclusiones han sido presentadas por Diego González Aguilera, catedrático de la Universidad de Salamanca (USAL) y director del Grupo TIDOP, junto al diputado de Consorcios, Protección Civil e Incendios de la Diputación, José Luis del Nogal, quien ha calificado este martes como "un día importante para el futuro de esta provincia en materia de prevención y extinción de incendios"

Así, a principios de 2023, al único parque de bomberos de la provincia, el de la capital, se sumarán, si los plazos se cumplen, los que se instalarán en Sotillo de la Adrada y Ramacastañas, ambos en el Valle del Tiétar, y los de Arévalo, en La Moraña, Piedrahíta y Cebreros.

Y todo ello, según el catedrático de la USAL, tomando como referencia el Plan Sectorial de la Junta, aprobado este mismo año. De esta manera, "tres cuartas partes de la población tendrán tiempos de respuesta por debajo de 30 minutos", cuando en la actualidad se encuentra en esta situación el 35% de la población.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn