• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Ayuntamiento adquiere un nuevo camión autobomba para el Servicio de Extinción de Incendios de la ciudad, por importe de más de 450.000 euros.

El Ayuntamiento de Zamora adquirirá un nuevo cambión de Bomberos para el Servicio de Extinción de Incendios de la capital, continuando con el proceso de renovación de dotaciones, equipamiento y material del servicio que concluirá con la construcción del nuevo Parque de Bomberos. Se trata en este caso de una autobomba urbana pesada, con un presupuesto de adquisición de 455.000 euros. La convocatoria aparece publicada en la Plataforma de Contratación del Estado y el plazo para la presentación de ofertas permanecerá abierta hasta el día 29 de este mes de marzo.

Se trata en este caso de un vehículo que sirva para reforzar las labores de extinción de incendios y salvamento, con una longitud de hasta 7,65 metros, con 2,5 metros de ancho, un máximo de 3,6 metros de altura y un mínimo de 299 CV; dotado de una cisterna con capacidad de 3.000 litros de agua y un depósito complementario de 200 litros de espumógeno, además del todo el equipamiento de herramientas y equipos necesarios para la actuación en incendios y situaciones de emergencia, incluido un generador de 9 KVAS. Contará con una bomba hidráulica con capacidad de bombeo de 3.500 litros por minuto a baja presión y de 400 litros por minuto a una presión alta de 40 bares; además de un dispositivo automático estabilizador para que no se produzcan oscilaciones en las operaciones de bombeo. Y estará dotado también con cabrestante con capacidad de tracción de hasta 4.000 kilos, y un enganche para remolque de 3.500 kilos. El plazo de entrega del vehículo, completamente equipado, será de ocho meses desde que se produzca el contrato de adjudicación y la empresa concesionaria tendrá que completar la entrega con un curso de formación para la utilización y manejo adecuados por el personal del Servicio de extinción de Incendios.

Con esta adquisición de complementa la renovación integral del equipamiento de los Bomberos de la ciudad, que realizan cada año más de 800 intervenciones, de las cuales casi la mitad corresponden a incendios, pero también intervienen en más de un centenar de rescates, inundaciones, saneado de edificios, actividades de prevención, apertura de puertas, etc.  Por su importancia para las personas destacan después de los incendios las intervenciones en accidentes de tráfico y la excarcelación de heridos; una actividad que sigue siendo habitual en la carretera a causa de los numerosos accidentes de tráfico que lamentablemente todavía son muy elevados, en algunas carreteras de la provincia.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn