• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha diseñado un sistema que permitirá a los médicos y enfermeros de los equipos asistenciales dar apoyo a las salas de coordinación de urgencias y emergencias, en los periodos de espera para ser activados.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha creado un sistema que permite a los equipos asistenciales del 061, distribuidos por la geografía andaluza, apoyar en caso de necesidad a las salas de coordinación en la atención de las llamadas de las personas usuarias que solicitan atención sanitaria, mientras se encuentran a la espera de ser activados.

Este desarrollo web, que se ha incorporado a la plataforma de centros en red sobre la que trabajan todas las salas de coordinación del 061 en Andalucía, facilita la gestión de aquellas demandas no urgentes - clasificadas con prioridad 4 y 5-, desde las áreas de trabajo de las bases asistenciales, manteniendo todas las garantías de confidencialidad y trazabilidad de los casos.

Los sanitarios, médicos y enfermeros prealertados, accederán desde sus bases asistenciales con un logado seguro a través de su identificación personal, como si estuvieran en un puesto de la sala de coordinación, quedando recogido en los sistemas de información de los centros toda la actividad generada. Este aplicativo web denominado sistema de Gestión Externa de Demanda (GED) permitirá en un futuro que los médicos y enfermeros de emergencias puedan realizar labores de coordinación en la modalidad de teletrabajo, pudiendo en la actualidad los centros coordinadores asignar, en caso de necesidad, las peticiones de atención sanitaria clasificadas con baja prioridad a los médicos y enfermeros que se encuentran de guardia en estas bases a la espera de activación.

Las solicitudes de asistencia que serán atendidas telefónicamente por los sanitarios desde las bases asistenciales se resuelven principalmente con consejos sanitarios y recomendaciones, con un seguimiento de la evolución de los pacientes o enviando un recurso sanitario a su domicilio, en caso de necesidad.  

Desde las salas, se asignarán estas demandas a los equipos que por su actividad puedan atenderlas, teniendo siempre la posibilidad de reasignarlas a otros equipos que se encuentren en situación de espera o atenderlas desde las propias salas de coordinación, en caso de los profesionales sanitarios de la base sean activados y deban salir a realizar una asistencia.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias está formando a los profesionales en el uso de este sistema, al que tienen acceso a través de la intranet de la empresa, al tiempo que ha dotado a las bases asistenciales predefinidas con terminales móviles que permiten la gestión de las llamadas, su grabación y garantizan la atención de los usuarios ante una rellamada, siendo recibida esta comunicación en el centro coordinador.

Para la puesta en marcha de este servicio de apoyo a los centros coordinadores, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha elaborado un procedimiento específico para el uso de esta herramienta con el fin de homogeneizar la atención a estas demandas de baja prioridad desde cualquier punto de Andalucía. Este protocolo y la disponibilidad de esta herramienta permite que, en caso de necesidad ante un aumento de las solicitudes de atención a los centros coordinadores, la empresa pueda activar este servicio de manera inmediata.

Sistema de coordinación
El objetivo de esta medida es mejorar la eficiencia en la atención a las personas que solicitan asistencia sanitaria a través de los ocho centros coordinadores del 061 en Andalucía. Estos centros trabajan en red y en base a unos procedimientos de actuación que permiten una atención homogénea de los pacientes con independencia de la provincia desde donde soliciten la asistencia. Estos centros cuentan con operadores que atienden las llamadas siguiendo unos protocolos de preguntas y con personal asistencial, médico y de enfermería, que realizan las escuchas de las peticiones de asistencia de los pacientes e indican la asignación de recursos o los consejos a dar.

Los centros coordinadores de urgencias y emergencias clasifican las peticiones de asistencia sanitaria en 5 niveles de prioridad, en función de la gravedad y de las necesidades que manifiesten las personas que demandan asistencia.

Las prioridades 1 y 2 son aquellas que se corresponden con situaciones de emergencias o de riesgo para la vida de las personas y de urgencias no demorables. Estas peticiones van a ser derivadas de forma inmediata a los médicos de los centros coordinadores para realizar la valoración de la situación del paciente que permita la rápida activación de los equipos de emergencias del 061 o de urgencias del Servicio Andaluz de Salud.

Las prioridades 3 son aquellas situaciones de urgencias que pueden ser demorables pero que requieren asistencia sanitaria. Estas serán atendidas en un circuito diferenciado por el personal de sala asignado, médico o de enfermería, que llevará a cabo la movilización del recurso necesario, con un tiempo de respuesta que puede ser mayor al de una situación de emergencia.

Para ello, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha identificado el volumen de médicos y enfermeros que atienden cada circuito en función de la actividad registrada y por franjas horarias, manteniendo un grupo de sanitarios con un perfil genérico que podrán atender todas las prioridades, en cualquier momento.

En cuanto a las prioridades 4 y 5, que son aquellas llamadas relacionadas con consultas farmacológicas, consejos sanitarios o avisos domiciliarios, serán atendidas en un segundo lugar por los sanitarios de los centros coordinadores, evitando así que puedan competir con las situaciones de urgencias y emergencia, dando siempre el sistema prioridad a la atención de casos críticos. En caso de necesitad, estos casos podrán ser programados para que sean atendidos por los profesionales sanitarios de los equipos de emergencias, médicos y enfermeros, ubicados en bases asistenciales predefinidas y siempre dentro de los tiempos de espera para ser activados.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn