• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La IX edición de la Jornada de Psicología de Emergencias puso el foco sobre esta grave pandemia para compartir los procedimientos de intervención, la experiencia y los testimonios de diferentes profesionales que la han vivido en primera línea.

SAMUR-PC celebró el pasado 10 de diciembre la ‘IX Jornada Municipal de Psicología de Emergencias’ que este año abordó los procedimiento de intervención de los profesionales desde que llegó el COVID-19. La situación de epidemia genera un entorno de incertidumbre y estrés por su impacto, novedad, frecuencia, intensidad y su duración prolongada en el tiempo. Aunque la persona tenga un funcionamiento sano y buenos recursos de afrontamiento, su sistema nervioso puede bloquearse ante circunstancias que generan una alta activación emocional.

“A nuestro rol profesional de transmisores de seguridad en la emergencia debemos sumar por la incertidumbre, el miedo y la inseguridad del paciente. Esto crea vulnerabilidad y la búsqueda constante de recursos personales para afrontarla”, explican desde SAMUR-PC.

Los pensamientos negativos y las creencias irracionales van a determinan nuestra forma de ser y de estar en el mundo profesional y en la vida. Es importante aprender a conocer y gestionar nuestras propias reacciones vitales en las diferentes situaciones de la emergencia.

La psicología es la ciencia de las emociones, cuyo control permite el desarrollo de habilidades y aptitudes para el afrontamiento positivo de la emergencia. Regularizar las emociones permite su correcta disolución, evitando que permanezcan y desencadenen manifestaciones sintomatológicas.

“Como Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia y Rescate es nuestra responsabilidad transmitir nuestras habilidades, aptitudes y recursos de una forma segura y totalmente consciente que permita afrontar con éxito las duras situaciones vividas”, apuntan. “Somos los depositarios/as naturales de la transmisión del vínculo unido de seguridad, salud y tranquilidad al paciente de la emergencia y por tanto, los primeros/as en tener que preservarnos del impacto del trauma”.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn