• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Dispondrán de una nueva herramienta gráfica, diseñada por la Universidad de Zaragoza, que les permitirá ver con detalle el interior de edificios singulares, como la Basílica del Pilar, y actuar con mayor rapidez en situaciones de emergencia donde el tiempo ganado puede salvar vidas.

El concejal delegado de Bomberos del Ayuntamiento, Alfonso Mendoza, junto al jefe del Servicio de Bomberos de Zaragoza, Eduardo Sánchez, han presentado en el Museo del Fuego este trabajo pionero a nivel internacional que ha sido dirigido por el profesor de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura (EINA) de la Universidad de Zaragoza, César García-Hernández, y publicado en la prestigiosa revista Safety Science. Para desarrollar el proyecto, el Consistorio y la institución académica firmaron un acuerdo de colaboración el pasado mes de marzo por un importe de 14.520 euros y un plazo de ejecución de dos años, que se alargará hasta el segundo trimestre de 2022.

El objetivo del convenio es diseñar una guía digital que permita visualizar de forma rápida el interior de un edificio mediante fotografías 360º y vídeos para que los efectivos desplegados puedan localizar con rapidez los puntos de interés. De esta forma, en una emergencia, como puede ser un incendio, los bomberos sabrán con exactitud dónde están las tomas de agua, los cuadros eléctricos o los depósitos de combustible, antes de entrar en el edificio, lo que les permitirá ganar tiempo, algo que en estas situaciones de riesgo puede salvar vidas.

La ordenanza municipal de salvamento y protección antiincendios obliga a incluir toda esta información del interior de un edificio en los planes de autoprotección y en las llamadas guías, pero la realidad es que, en una incidencia, donde hay que actuar con rapidez, resultan poco prácticos al estar en formato papel.

Este sistema, en cambio, aportará eficacia al trabajo de los bomberos, ya que en pocos minutos podrán conocer cómo es el edificio por dentro, incluso recorrerlo de forma virtual gracias a las imágenes envolventes que podrán consultar desde cualquier ordenador.

Estas fotografías, además, no requieren equipos de informática potentes, como el 3D, lo que dota a la herramienta de mayor agilidad. "Alguien que no ha estado nunca en ese inmueble tendrá claro, en poco tiempo, como es por dentro", ha apuntado el profesor del departamento de Ingeniería de Diseño y Fabricación de EINA, García-Hernández.

Basílica del Pilar, aerogenerador y el edificio de la CHE
Como prueba piloto, el proyecto contempla la aplicación de esta herramienta en tres edificios diferentes: una instalación industrial, para la que se ha seleccionado un aerogenerador; uno de oficinas, que será el de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y un monumento emblemático de acceso público.

Para este último, se ha elegido el patrimonio histórico más reconocido de la ciudad: la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. De esta forma, en el caso de que se produjera un incendio como el ocurrido en la Catedral de Notre Dame en 2019, los Bomberos podrían consultar los puntos de interés del interior para actuar con mayor eficacia, apagar con mayor rapidez el fuego y evitar daños mayores en la estructura.

Pero, además, El Pilar, como edificio histórico, alberga valiosas obras de arte que también estarían localizadas, por lo que los bomberos podrían rescatarlas, toda vez que las vidas humanas estuvieran a salvo."Tener el patrimonio artístico e histórico totalmente documentado es un valor en sí mismo, como hemos visto tras el incendio de Notre Dame", ha argumentado.

Para la aplicación en una instalación industrial, se ha elegido un aerogenerador al ser una estructura más desconocida. "Podemos conocer si la escalera tiene una línea de vida y el anclaje que podemos utilizar", ha comentado el jefe del Servicio de Bomberos de Zaragoza, Eduardo Sánchez.

El elegido por la prueba es un aerogenerador de Endesa de 80 metros de altura, situado en Acampo Hospital, dentro del término municipal de Zaragoza, donde el pasado año se hizo un simulacro para probar la efectividad de esta guía, en el que participaron 22 efectivos entre bomberos y personal de Endesa.

Además, se llevará a cabo también en el edificio de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), construido entre 1933 y 1976, y declarado Bien de Interés Cultural en 2008, (CHE) debido a la complejidad de su plan de autoprotección.

Nueva ordenanza contra incendios
Por su parte, el equipo de Gobierno PP-CS aprobará una nueva ordenanza municipal contra incendios en este mandato que, entre otras novedades, obligue a incorporar este tipo de guías digitales en los edificios que más riesgo entrañen para las personas. Entre ellos, estarían colegios, hospitales, residencias de personas mayores, polideportivos o cines.

Así lo ha afirmado el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, quien ha puntualizado que este acuerdo responde a la apuesta del Gobierno de la ciudad por tecnologizar el servicio como se demostró también con la nueva unidad de drones.

"Cuando esta herramienta gráfica esté finalizada y podamos aplicarla, los bomberos actuarán de forma más eficiente en entornos de especiales características minimizando el riesgo para ellos al priorizar dónde y cómo actuar", ha expresado Mendoza, quien ha agradecido la colaboración de la Universidad.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn