• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La subdirectora médico de Transporte Sanitario, Zita Quintela, participa en la Jornada “Personal sanitario seguro, paciente seguro”, del Ministerio de Sanidad y la SECA, la Sociedad Española de Calidad Asistencial.

El SUMMA 112, el Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid, exponía el pasado 17 de septiembre, como Práctica Segura en tiempos de la COVID-19 su gestión del transporte sanitario durante la primera ola de la pandemia, en el marco de las Jornadas con las que el Ministerio de Sanidad y la SECA, la Sociedad Española de Calidad Asistencial, conmemoran el Día Mundial de la Seguridad del Paciente. Con la participación virtual de varios profesionales sanitarios de diversas Comunidades autónomas, además de los organizadores, esta jornada estuvo encaminada al intercambio de experiencias y la divulgación de actuaciones para “hacer menos probable el error en la práctica sanitaria y minimizar sus repercusiones cuando éstos se produzcan”, en palabras de Inmaculada Mediavilla, presidenta de la SECA.

La subdirectora médico de Transporte Sanitario del SUMMA 112, Zita Quintela, fue la encargada de exponer la misión del SUMMA 112, servicio que recibe más de un millón de llamadas al año y realiza más de 540.000 traslados urgentes de pacientes, pero que este año está multiplicando sus cifras de actividad debido a la presión asistencial por el coronavirus. “Nuestro objetivo es siempre garantizar el traslado sanitario seguro tanto para los profesionales como para los pacientes, y minimizar las posibilidades de contagio cruzado”, insistió Quintela. Para ello, se creó un Equipo Gestor de Transporte y una Mesa de Transporte integrada profesionales interdisciplinares para el seguimiento pormenorizado de la salida y llegada de pacientes. El SUMMA llegó a realizar o coordinar más de 6.000 traslados interhospitalarios durante la pasada primavera, de los que más de 200 eran pacientes en estado crítico que requirieron un Soporte Vital Avanzado, según destacó. Solo al hospital de IFEMA, el SUMMA 112 desplazó a más 3.800 pacientes, llegando a hacer más de 200 al día.

Asimismo, Quintela destacó como esencial la gestión de los Equipos de Protección Individual, con un registro y un control que “ha permitido el abastecimiento en todo momento”, y la incorporación de nuevas herramientas informáticas, dado el incremento de llamadas hasta triplicar la actividad habitual entre otros indicativos. Y realizó una especial mención a la labor de los psicólogos clínicos de emergencias del servicio, que han atendido a los propios sanitarios para ayudarles a evitar el estrés postraumático y a liberar la ansiedad. Así, están organizando grupos de “ventilación emocional” con los profesionales que lo necesitan.

Por su parte, la Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, insistió en que la Seguridad de Paciente es una prioridad mundial en Salud Pública y el Programa de Higiene de Manos, muy consolidado en las organizaciones sanitarias, “determinante para la prevención de la COVID-19”.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn