• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Consejo de Gobierno ha aprobado 224.384 euros para equipos y nuevo material destinado a los profesionales de este Cuerpo, entre los que se encuentra el Grupo Especial de Rescate en Altura de Bomberos (GERA).

La Comunidad de Madrid está renovando el material del Cuerpo de Bomberos para poder hacer frente al amplio abanico de emergencias multirriesgo relacionadas directamente con el COVID-19. El Consejo de Gobierno ha aprobado 224.384 euros para equipos y nuevo material destinado a los profesionales de este Cuerpo, entre los que se encuentra el Grupo Especial de Rescate en Altura de Bomberos (GERA).

El primero de los dos contratos aprobados, por valor de 122.708 euros, dividido en seis lotes, permitirá adquirir arneses, camillas, material duro y textil, chip de trazabilidad y material específico para el Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA).

El GERA fue creado en 1998 con la finalidad con la finalidad de ofrecer una respuesta profesional y especializada a las demandas de auxilio por accidentes o extravíos en la zona de sierra. Tiene su sede en el parque de bomberos de Navacerrada, un enclave especialmente elegido para tener un fácil acceso a diversas zonas.

Minimizar riesgos contagio
Este Grupo está compuesto por bomberos profesionales de la Comunidad de Madrid, todos ellos expertos conocedores de la geografía de la región. Todos ellos son diestros practicantes de todo tipo de actividades de montaña como la orientación, el esquí, la supervivencia, la escalada o el alpinismo.

El GERA está en disposición de intervenir de manera inmediata las 24 horas al día durante los 365 días del año. Desde su creación han llevado a cabo unas 3.000 intervenciones.

Además, el Consejo de Gobierno ha aprobado otro contrato dirigido a la compra de uniformes de protección térmica para poder llevar a cabo intervenciones derivadas de la actual crisis sanitaria y, de esta manera, minimizar los riesgos de propagación de la enfermedad del COVID-19.

En concreto, con este contrato, de 101.640.000 euros, se dispondrá de un mayor número de elementos de protección y actuación, que permitan incrementar las intervenciones simultáneas, reducir los tiempos de baja de un equipo durante las labores de descontaminación y la reposición del material por deterioro o contaminación.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn