• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Se establecía un plazo de dos años, desde el 1 de agosto de 2018 hasta el 1 de agosto de 2020. A unas semanas vista de cumplirse el plazo para que todas las luces sean azules, el sector parece haber reclamado unas necesidades algo diferentes y la dirección general de tráfico ha emitido una instrucción específica que da una vuelta de tuerca a la orden ministerial.

Estas son nuestras primeras palabras tras empezar en el mes de marzo la crisis provocada por el COVID-19 y no podemos hacer otra cosa que agradecer a todos los servicios de emergencia su implicación y profesionalidad. Por supuesto, un recuerdo especial para todos los que nos han dejado en estas circunstancias.

Estos meses nos han servido para visibilizar desde nuestras ventanas la cantidad de profesionales de emergencias que trabajan por nosotros. Con las calles vacías, hemos notado mucho más presentes todos los vehículos que dan servicio. Todavía no podemos decir que las luces azules sean un identificador único del servicio de emergencia porque el ámbar sigue muy presente en los vehículos.

La señal luminosa de los vehículos de extinción de incendios, asistencia sanitaria y protección civil-salvamento debería ser de color azul en todos los vehículos de emergencias a partir del 1 de agosto de 2020, tal y como se recoge en la Orden Ministerial PCI/810/2018 por la que se modificaban varios anexos del Reglamento General de Vehículos -RD 2822/1998- entre los que se encuentra el anexo XI, en lo referente a la señal V-1 Vehículo Prioritario.

Se establecía así un plazo de dos años, desde el 1 de agosto de 2018 hasta el 1 de agosto de 2020 para la adaptación de la flota existente.

Hasta la publicación de esta orden, el dispositivo luminoso de color azul estaba restringido al uso exclusivo de vehículos de policía y el de color amarillo auto para el resto de vehículos prioritarios: de extinción de incendios, protección civil-salvamento y de asistencia sanitaria.

A unas semanas vista de cumplirse el plazo para que todas las luces sean azules, el sector parece haber reclamado unas necesidades algo diferentes y la Dirección General de Tráfico ha emitido una instrucción específica que da una vuelta de tuerca a la Orden Ministerial.

Los vehículos prioritarios de extinción de incendios, asistencia sanitaria y protección civil y salvamento matriculados antes del 1 de agosto de 2018, podrán seguir circulando con la señal V-1 de vehículo prioritario de color amarillo auto desde el 1 de agosto de 2020 hasta que se den de baja en el Registro de Vehículos o finalicen los contratos de arrendamiento que tengan con las entidades para las que prestan sus servicios.
Esta instrucción es de aplicación exclusivamente a los vehículos que ya habían sido matriculados con anterioridad al 1 de agosto de 2018 y que aún conservan instalada la señal V-1 de color amarillo auto.

Por lo tanto, todos los vehículos matriculados en estos dos años serán los únicos obligados a tener la señal de vehículo prioritario azul.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn