• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La evolución ha tenido una contrapartida, la perdida de gran parte de la maniobrabilidad a la hora de circular. en los años 70 los vehículos de primera intervención o bul estaban integrados en su mayoría por chasis cabina que no superaban los 2300 mm de ancho. uno de los más populares que encontrábamos en nuestras cocheras era avía con sus dos modelos 3500 o 5000. Un reportaje de Manuel Rujas, Sargento Conductor de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

En los años 70 los vehículos de primera intervención o BUL estaban integrados en su mayoría por chasis cabina que no superaban los 2300 mm de ancho. Uno de los más populares que encontrábamos en nuestras cocheras era Avía con sus dos modelos 3500 o 5000. En los 90 el polivalente Mercedes Vario con su morro chato nos ofrecía infinidad de posibilidades para ajustarnos a nuestras necesidades, ya que además de disponer de una anchura máxima de 2240 mm nos ofrecía una su MMA de 7490 kilos.

Poco a poco sin darnos cuenta los vehículos fueron creciendo en dimensiones, cabinas más anchas en aras de mejorar en confort y espacio interior. Los ejes también crecieron en anchura y en distancia entre ellos. Esta evolución ha tenido una contrapartida, que ha sido la perdida de gran parte de nuestra maniobrabilidad a la hora de circular para atender los siniestros en los barrios históricos de nuestras ciudades en las que la anchura del vehículo es lo más importante.

A la búsqueda de soluciones para este problema, dos fabricantes de segunda fase como Iturri y Flomeyca, a demanda de los servicios de extinción de incendios rompen con la tendencia y nos sorprenden con una serie de vehículos más compactos, eso sí, sin perder prestaciones en el ámbito del salvamento y sin sacrificar una mecánica potente y fiable. Esta serie de vehículos compactos nos los ofrecen en los más operativos de los servicios SEIS; la bomba urbana ligera, la bomba urbana pesada y la autoescalera.

UNA PRIMERA INTERVENCIÓN ASEGURADA
El BUL es el vehículo que más intervenciones realiza con mucha diferencia del resto de la flota. Con este hándicap, le convierte en el más polivalente para hacer frente a cualquier tipo de intervención; apertura de puertas, ascensores, ramas de árbol, fugas de agua y gas, daños en edificación, pequeños fuegos etc.  Todas estas competencias requieren de gran cantidad de espacio para su equipamiento y eso es lo que no sobra en un BUL. Las nuevas carrocerías monobloc de polímero que utiliza Iturri, consiguen aumentar el espacio útil en los distintos armarios. No hay perdidas de espacio entre el depósito de agua y el fondo del armario ya que este es parte integrante de él. Con algo menos 2300 mm de anchura máxima y 3350 mm entre ejes, este pequeño BUL además puede cargar con 1700 litros de agua. Esta magia es posible también gracias al chasis Renault D 12 que aúna tres de las necesidades más básicas en un vehículo de bomberos; una amplia cabina doble, un potente chasis de 12 t. y unas dimensiones muy ajustadas. Otras marcas como Iveco y MAN Trucks también disponen de chasis similares.

BOMBAS URBANAS PESADAS MÁS OPERATIVAS
No en todos los cuerpos de bomberos la dotación de su BUP está integrada por el mismo número de efectivos. Lo más normal son las dotaciones de 6 integrantes en la que una cabina doble es más que suficiente. Algo más problemático es cuando hay que acomodar a dos más y aumentar a 8 la dotación de personal. Para este aumento es necesario una tercera fila de asientos que a su vez repercute en el aumenta del tamaño de la cabina y por descontado en el tamaño del vehículo.  Conseguir una BUP compacta con cabina triple es más que complicado en el mercado actual de carroceros. Tanto los fabricantes de primera como segunda fase tienen estandarizadas sus dimensiones por lo que conseguir una BUP por debajo de los 2450 mm de ancho total es casi imposible y decimos casi, porque tenemos una opción. Esta viene de la mano del carrocero Flomeyca con una BUP Ziegler compacta con cabina triple y carrozada sobre chasis cabina Mercedes Atego. Esta está disponible con cabina doble o triple según nuestras necesidades de dotación. Una de las características más especiales a destacar es la anchura total del vehículo que es inferior a 2400 mm, algo muy a tener en cuenta al tratarse de una BUP totalmente operativa para todo tipo de siniestros.

Como BUP con un ancho de 2300 mm también tenemos actualmente dos opciones. Una viene por parte de Iturri que nos ofrece sobre un chasis Renault Truck D 12 un vehículo totalmente operativo como Bomba pesada.

RESCATE AEREO A LA ALTURA
Para los vehículos de rescate en altura, el carrocero Flomeyca (que es el distribuidor oficial de la marca francesa Riffaud) pone a nuestra disposición una serie de auto escaleras que ofrecen unas dimensiones de vehículo y alcance de rescate únicos en el mercado europeo. Si nuestro problema es acceder a zonas estrechas y con alturas de cuatro plantas, el modelo ultra compacto de 18 metros de altura de rescate sería nuestra solución y cubriría nuestras necesidades de altura de rescate. Además, esta escalera por su peso y alcance no necesita de una gran base de estabilización por lo que con la estabilización vertical es más que suficiente.  Esta superestructura no necesita de un chasis cabina de gran tonelaje, ya que su ligereza admite uno más estrecho y ligero. Otra ventaja es que al disponer del sistema de emplazamiento solo vertical, no tenemos el cruce de apoyos que nos marque una anchura mínima de chasis para su plegado. Entre los posibles chasis cabina que por su anchura admiten esta escalera destacan la gama D del fabricante francés Renault, MAN Trucks con su chasis compacto de 7,49 - 12 toneladas, Mercedes Benz con su modelo Canter que comercializa de la marca FUSO que   pertenece al grupo Daimler y por último Iveco con una gran oferta con gama chasis cabina Eurocargo.

Las cadenas cinemáticas que nos ofrecen los fabricantes para estos vehículos son más que suficiente para mover la masa total de estos vehículos de rescate aéreo.  No tenemos que olvidar que estamos hablando de chasis cabina con un máximo de 12 toneladas. Las motorizaciones las tenemos en 4 o 6 cilindros, pero las más habituales para estas masas son los de 4 cilindros. Los escalones de potencia varían según la marca, Iveco con su motor Tector nos da tres opciones; 160, 190 y 210 cv. MAN Trucks iguala dos de las potencias y mejora a 220 cv el último escalón. Fuso con dos potencias de 150 y 175 cv. Renault Truck nos oferta dos, 210 y 240 cv, siendo este último el más potente de los disponibles en este rango. Para las cajas de cambios la oferta es variada, manuales, automatizadas y totalmente automáticas con convertidor de par. No todas están disponibles en todos los escalones de potencias, pero si optamos por los motores más potenciados que seguro que es así, no tendremos problema de optar por cualquiera de ellas.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn