• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Actualmente hay cuatro pilotos tutelados y, a finales de septiembre, se incorporarán 14 más. Aragón cuenta con una red de 40 buscadores virtuales para rastrear las imágenes captadas por los drones, integrada por bomberos de toda la Comunidad.

Los Bomberos de Zaragoza han creado una nueva unidad de intervención con drones para situaciones de emergencia que, a finales de septiembre, contará con 18 pilotos titulados. De momento, el cuerpo cuenta con dos de estos aparatos de vuelo que contribuyen a minimizar el riesgo de los agentes y a agilizar las operaciones, aunque está previsto completar la dotación con nuevos modelos.

Estos drones, capaces de volar a 30 metros de altura con una autonomía de 30 minutos, pueden ser utilizados en numerosas intervenciones gracias a sus aplicaciones. Pueden señalizar zonas calientes en un incendio industrial para advertir a los agentes desplegados; delimitar con precisión las hectáreas inundadas en una riada, perimetrar un incendio forestal o incluso destruir un nido de avispa. También resultan eficaces en accidentes con sustancias químicas, para evitar situaciones de riesgo a los bomberos, o en la búsqueda de una persona desaparecida.

Precisamente, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, acompañado del concejal de Personal, Alfonso Mendoza, la consejera de Servicios Públicos, Natalia Chueca, y el jefe del Servicio de Bomberos, Eduardo Sánchez, ha podido comprobar en directo la eficacia de estos drones en un simulacro de búsqueda de un desaparecido realizado en el entorno del río Gállego.

Desde el Parque 1 de Bomberos, en valle de Broto, ha seguido este dispositivo especial, que se ha activado a las 10.30 horas tras recibir el primer aviso (dentro del simulacro). En primer lugar, se han marcado tres zonas de búsqueda: una con guías caninos, otra con voluntarios de protección civil y una tercera con drones.

El aparato de vuelo, dirigido por el piloto tutelado Sergio Andrés Blanca, ha sobrevolado una superficie de 2,2 hectáreas en nueve minutos. Durante este tiempo, ha captado 67 fotografías en alta resolución que desde el parque han sido analizadas por dos buscadores virtuales hasta que han encontrado el objetivo. Las fotografías, que tienen una resolución de (4056 px x 3040 px) están georreferenciadas, por lo que los buscadores han enviado la ubicación exacta para que la ambulancia desplegada en la zona se trasladara al lugar. Estos drones pueden llegar a almacenar 24 gigas, ampliables a 128 con tarjeta SD.

Una red de 40 buscadores virtuales en Aragón
Un operativo similar al desplegado este martes en el simulacro es el que Bomberos de Zaragoza podría seguir en una futura intervención con drones. Ahora mismo, hay cuatro pilotos tutelados, pero el objetivo es que a finales de septiembre se complete con 14 más hasta llegar a 18 agentes.Además, actualmente, Aragón cuenta con una red de 40 buscadores virtuales integrada por bomberos de toda la Comunidad.

Otra de las ventajas del uso de drones es que la búsqueda no se detiene por la noche, ya que el rastreo de las imágenes continúa sin detenimiento hasta que se detectan indicios que lleven al desaparecido, ha explicado el oficial Octavio Pardos, quien ha añadido que el rastreo de estas imágenes, que sigue una metodología precisa, requiere también un entrenamiento.

Estos dos drones pueden alcanzar los 75 kilómetros por hora y están equipados con una cámara térmica y una cámara zoom que graba imágenes en alta resolución. Sus aplicaciones futuras son numerosas, ya que admiten complementos tecnológicos, como sensores olfativos, que podrían ser muy útiles en la búsqueda de cadáveres, o un altavoz. "Podemos grabar la voz de los padres en la búsqueda de un niño para indicarle qué hacer o para tranquilizarlo", ha puesto como ejemplo el jefe de la Unidad de Intervención, Jesús Araguás.

Por otro lado, además de hacer más eficaz la búsqueda, la hora de vuelo es más económica si se compara con la del helicóptero, "y, además, no se pone en riesgo la vida de nadie", ha apostillado Aragüás. Recientemente, uno de los drones de Bomberos se utilizó en la realización de una batimetría para medir la profundidad de las aguas de la Peña del Cuervo, en Peñaflor.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, quien en primer lugar ha reconocido "el trabajo, la seriedad y eficacia" de Bomberos durante la pandemia, contribuyendo a la desinfección de edificios municipales, entre otros trabajos, ha confiado en que esta nueva unidad de drones sea un "germén que se ampliará sin ningún género de dudas". "Todo lo que sea mejorar la seguridad y ayudar a Bomberos de Zaragoza a hacer su trabajo, que muchas veces es salvar vidas, es realmente importante", ha manifestado.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn