• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias diseña guías rápidas de actuación para sus equipos sanitarios ante casos de sospecha o confirmación de malos tratos y casos de agresión sexual.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, perteneciente a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, ha actualizado el procedimiento de actuación ante casos de malos tratos, incorporando códigos especiales que ayuden a la detección precoz de estos casos desde el momento que la persona realiza una petición de asistencia sanitaria al centro coordinador de urgencias y emergencias. El objetivo es mejorar la continuidad asistencial y facilitar el apoyo necesario a las personas víctimas de malos tratos o de agresión sexual.

El procedimiento establece una serie de indicadores que ayudan a la detección de estos casos, tales como el análisis de las antecedentes de la persona en cuanto a la frecuencia en el uso de los servicios sanitarios, hábitos de vida, síntomas psicológicos como insomnio, depresión, ansiedad, entre otros. Al tiempo que se indaga sobre las características de las lesiones sufridas, la actitud de la persona agredida y de su pareja.

El 061 ha diseñado además unas guías rápidas para la atención in situ de las personas con sospecha o confirmación de malos tratos, así como para los casos de agresión sexual incorporando códigos especiales para cada caso en la Historia Clínica Digital en Movilidad que ayudan a la coordinación con los centros de atención primaria y hospitalaria para el seguimiento de estos casos, al tiempo que ha formado a los profesionales sanitarios y operadores de los centros coordinadores en la realización de entrevistas motivacionales que facilitan la comunicación con las víctimas.

Según los expertos, una de las mayores dificultades para el registro de casos de maltrato en los centros de coordinación de urgencias y emergencias sanitarias, es que frecuentemente se presenta como múltiples patologías que pueden no identificarse inicialmente como maltrato y por lo tanto no se benefician desde el primer momento de la ayuda que el sistema sanitario público puede proporcionarles.

Ante la detección de un posible caso de maltrato, junto al envío de la asistencia sanitaria que solicita la víctima, el centro coordinador de urgencias y emergencias pone en conocimiento de las autoridades pertinentes la situación, al tiempo que se inicia un protocolo procedimiento específico para que desde los centros sanitarios puedan continuar con la asistencia sanitaria, recibir apoyo psicológico, e información sobre cómo denunciar.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn