• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Diputación impulsa la actualización y refuerzo de las plantillas de los parques de bomberos y de los voluntarios de Protección Civil. El primer paso del proceso se producirá en los próximos días cuando la Junta de Gobierno del Consorcio convoque la mesa de negociación con los sindicatos en la que se elaborarán las bases por las que se regirán las bolsas de selección de personal.

El presidente de la Diputación, José Martí, ha anunciado que el Consorcio Provincial de Bomberos emprenderá la actualización y refuerzo de la plantilla de bomberos profesionales y los censos de bomberos voluntarios y del cuerpo de voluntarios de Protección Civil para hacer frente a la pérdida de efectivos reales que se ha venido produciendo en los últimos dos años. Para conseguirlo se acometerá un concurso de traslados para cubrir vacantes, un proceso para jefatura de parques y la convocatoria de bolsas para cubrir las vacantes de operadores y capataces forestales, así como las de aspirantes de bomberos voluntarios de Protección Civil. Estas iniciativas permitirán que en un plazo aproximado de tres meses la relación de efectivos quede ajustada a las necesidades reales de los diferentes servicios.

El primer paso del proceso se producirá en los próximos días cuando la Junta de Gobierno del Consorcio convoque la mesa de negociación con los sindicatos en la que se elaborarán las bases por las que se regirán las bolsas de selección de personal.

Por lo que respecta a Protección Civil, el objetivo es incorporar 25 nuevos voluntarios para que la plantilla real sea de 100 efectivos. En cuanto a los parques de bomberos de Morella, Benasal, Atzeneta, Onda y Lucena, la pretensión es que cada uno de ellos tenga asignados 25 voluntarios y algunos más en reserva para hacer frente a posibles vacantes.

El presidente ha señalado que “la actualización y el ajuste de las plantillas de Protección Civil y de los bomberos voluntarios es fundamental porque estamos hablando de operarios que a lo largo del año realizan funciones básicas que en los dos últimos meses se han visto incrementadas con la pandemia”. En este sentido, ha recordado que los bomberos profesionales y voluntarios han realizado más de 400 desinfecciones en pueblos de la provincia, “trabajos de limpieza exhaustiva que han sido posibles por el buen hacer de estos operarios y para la inversión por parte del Consorcio de 18.500 euros en la adquisición de 10 cañones generadores de ozono desinfectante y 9 autobombas con 100 litros de autonomía”.

También ha incidido en la importancia de los 170 servicios de reparto durante la pandemia de material sanitario, medicinas a domicilio a enfermos oncológicos y de alimentos a las familias vulnerables. A estas funciones, habrá que sumar las que realizarán este verano para coordinar el acceso de bañistas en las playas.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn