• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El dispositivo RESPIRA automatiza los dispositivos de reanimación manual (BMV o AMBU), presentes actualmente de forma generalizada en los centros sanitarios, y permite asistir de manera mecánica al paciente.

Representantes del Hospital Clínico, el Hospital e Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol y GPAINNOVA han entregado los primeros 100 dispositivos de ventilación de emergencia RESPIRA al Centro de Operaciones Logísticas que ha puesto en marcha el Sistema de Emergencias Médicas (SEM). El dispositivo ya ha pasado la primera fase del estudio clínico y, con esta donación, se podrá distribuir a otros hospitales de Cataluña, en función de los necesitados, y ampliar el estudio.

Esta iniciativa, junto con los otros prototipos de respiradores, ha sido posible gracias al apoyo recibido por un gran número de particulares, empresas y entidades de la sociedad civil que, a través de la Fundación Clínic para la Investigación Biomédica, han aportado recursos. También ha contado con el apoyo del Servicio Catalán de la Salud, que ha propiciado la incorporación de empresas y ha apoyado a los centros para encontrar este tipo de soluciones.

El estudio clínico se ha realizado con dos pacientes en el Hospital Clínico, que han recibido apoyo a la respiración con resultados positivos. Se trata de pacientes que de otra forma no hubieran tenido este apoyo. Una vez aprobada la primera fase del estudio clínico, se puede ampliar este estudio a otros hospitales del sistema sanitario.

¿Cómo funciona el ventilador de emergencia?
El dispositivo RESPIRA automatiza los dispositivos de reanimación manual (BMV o AMBU), presentes actualmente de forma generalizada en los centros sanitarios, y permite asistir de manera mecánica al paciente.

Tiene unas prestaciones que permiten monitorizar en tiempo real las variables de los pacientes de forma personalizada y controlarlos de forma remota para facilitar su gestión en los hospitales.

El dispositivo incorpora la electrónica necesaria para controlar de forma remota variables como la frecuencia y el volumen de aire y presión aportados al paciente, que proporciona SIEMENS, y un aparato de impulsión de precisión fabricado por SMC. La utilización de una estación de control permite gestionar hasta 16 dispositivos simultáneamente mediante una red wifi propia.

Desarrollo colaborativo
El martes 31 de marzo terminaron las pruebas de validación en el Hospital Clínico de Barcelona con un simulador y el 1 de abril se realizaron con animales, en el Centro de Medicina Comparativa y Bioimagen (CMCiB) del Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol. Paralelamente, tal como establecen las directrices de la AEMPS, se realizaron las pruebas de compatibilidad electromagnética para asegurar que el dispositivo no interfiere en el resto de dispositivos de las instalaciones sanitarias. Tras la autorización de la AEMPS, se empezó el estudio clínico con pacientes afectados por la COVID-19.

La empresa catalana MAM colabora en la industrialización y producción, que se realiza en la fábrica de Santa Perpetua de Mogoda.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn