• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La UME puede desplegar un amplio parque automovilístico, aéreo y acuático como veremos a continuación. Al ser tan extenso, pondremos especial atención a los destinados y relacionados con el transporte sanitario. Un reportaje de nuestro colaborador Cristian Fernández, TES de SUMMA 112 Madrid.

Desde octubre del año 2019, el Teniente General Luis Manuel Martínez Meijide dirige la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se creó por acuerdo del Consejo de Ministros el 7 de octubre de 2005. Desde su creación, se constituyó como la primera unidad de intervención de las Fuerzas Armadas en esta materia.

Su misión inicial es contribuir con la seguridad y bienestar de los ciudadanos, interviniendo de manera conjunta con las Instituciones del Estado y las administraciones públicas en los supuestos de grave riesgo, catástrofe, calamidad u otras necesidades públicas, conforme a lo establecido en la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional y el resto de la legislación vigente. Así la UME se constituye como una fuerza militar conjunta, Ejércitos y Armada, de carácter permanente dentro de las Fuerzas Armadas, con la finalidad de intervenir de forma rápida en cualquier lugar del territorio nacional en los casos que se precise.

El Real Decreto 1097/2011, de 22 de julio establece  las situaciones de emergencia de carácter grave que activan a la UME. Entre ellas se encuentran las que tengan su origen en riesgos naturales e incendios forestales; las derivadas de riesgos tecnológicos; las que sean consecuencia de atentados terroristas, actos ilícitos o violentos y la intervención por contaminación del medio ambiente. Por ello, se mantienen permanentemente unidades en alerta para ser activadas de acuerdo a la configuración de material y personal adaptándose al riesgo existente en cada momento. Se consigue así alternar la campaña de lucha contra incendios forestales, principalmente en verano, aunque se extiende al otoño, según la meteorología o incendios puntuales de pastos en invierno, con la de inundaciones en primavera/otoño  y con la campaña de inclemencias invernales por nevadas.

Un buen ejemplo aconteció el pasado año 2019, cuando tras un verano con intervenciones en múltiples incendios, con el de Gran Canaria como el de mayor esfuerzo humano y de trabajo logístico, se desplegaron varias unidades en ayuda a las inundaciones de Murcia y Alicante por la DANA en septiembre, y se activaron medios de la UME en nevadas en varios puntos de la geografía nacional en Diciembre.

Asimismo, su protocolo faculta al Ministro de Defensa a dictar las disposiciones que sean necesarias para reglamentar las condiciones operativas que resulten de aplicación a la participación de la UME en operaciones en el exterior. En lo últimos años ha sido requerido su asesoramiento en incendios en Portugal, Chile, Grecia y Bolivia.

Desde el año 2011, la UME, dada su capacidad de actuación en catástrofes naturales con equipos de salvamento en terremotos, se integra en el Grupo Internacional de Asesoramiento de Búsqueda y Rescate (INSARAG) de Naciones Unidas. Para ello hubo de superar  el proceso de certificación de los equipos de búsqueda y rescate urbano (USAR) ante los evaluadores internacionales; con reevaluación en 2016 y la próxima en 2021; pudiendo actuar donde sea requerido, con despliegues en territorio nacional, como  en Lorca, o en el exterior: Haití, Nepal, Ecuador y México.

Presidencia del Gobierno y Ministerio del Interior canalizan o indican la movilización de medios de la UME cuando así lo precise la situación en emergencias de nivel 2, que exceden a los medios locales y coordinan las CCAA; y será preceptivo en emergencias de nivel 3, cuando la emergencia sea de interés nacional, en cuyo caso la dirección operativa pasa a ser de la UME.

Independientemente de la estrecha colaboración con medios civiles, la UME queda exenta en lo que se refiere a tareas de prevención y siempre trabajarán bajo mando de su unidad operativa.

Es interesante conocer que la UME dispone de total autonomía logística para cualquier tipo de intervención, garantizando una capacidad de respuesta rápida en cualquier parte del territorio nacional. Cuenta con medios complementarios a otras administraciones para riesgos NBQ, actividades subacuáticas, y atención a damnificados.

La UME puede desplegar un amplio parque automovilístico, aéreo y acuático como veremos a continuación. Al ser tan extenso, he puesto especial atención a los destinados y relacionados con el transporte sanitario.

MEDIOS TERRESTRES
En la actualidad cuentan, y, por poco tiempo, con dos modelos de ambulancias de soporte vital avanzado. Y digo esto, porque el pasado mes de octubre se adjudicó el concurso para la reconversión y carrozado de ocho furgones Volkswagen Crafter en unidades de soporte vital avanzado;  lo que nos hace imaginar el compromiso de esta unidad por avanzar y mejorar sus dotaciones para satisfacción de la población en general, que, a fin de cuentas, es la que recibirá la ayuda sanitaria ante cualquier situación de emergencia.

Conocedores de que no se acogen a decretos reguladores civiles, en esta ocasión, el pliego de prescripciones técnicas sí recoge características afines con las ambulancias tal y como las conocemos; por ejemplo: la separación de cabina de conducción y habitáculo sanitario.  Estaremos atentos a su finalización para valorar la dotación de material sanitario, carrozado del vehículo y material de movilización e inmovilización que, con toda seguridad, contará con electromedicina y equipos de última generación.

Ambulancia todo terreno URO VAMTAC
Vehículo que podemos denominar de campo, al ser un dispositivo táctico de alta movilidad (VANTAC) fabricado por la empresa española UROVESA. Esta empresa, con sede en Santiago de Compostela, presume de proveer a países de todo el mundo de vehículos especiales todo terreno, tanto civiles, como militares, para las misiones más exigentes desde hace 35 años; pudiendo soportar las condiciones más adversas con fortaleza, maniobrabilidad, durabilidad y seguridad. Ofrece múltiples configuraciones para adaptarse a las plataformas y necesidades de sus clientes.

Se carrozaron 13 unidades sobre una verdadera máquina capaz de vencer obstáculos y adentrarse en terrenos de difícil acceso.  Su motor de 3200cc y 188cv de potencia cumple con creces la función encomendada, aunque su ciclo de vida útil está finalizando.

Dispone de batería auxiliar, siendo la encargada de dotar de la corriente necesaria toda la electromedicina alojada en el cajón trasero que hace de habitáculo sanitario de SVA.

La equipación no tiene nada que envidiar de la disponible en el mundo civil, con aparatos de electromedicina capaces de dar soporte avanzado a los pacientes a tratar; entre ellos: respirador Oxilog 3000, bomba de perfusión y monitor desfibrilador.

Tiene capacidad para trasladar un paciente crítico o hasta tres víctimas sentadas. Añade una dotación importante de material de rescate y extricación que permite al personal desplazado una primera intervención hasta la llegada de medios específicos.
 
Ambulancia urbana Mercedes Sprinter
Se trata de un modelo de tipo de furgón muy extendido en el mundo de las emergencias. Cuenta con un motor de 2148cc y una potencia de 114cv. Exteriormente es prácticamente igual que las civiles en lo respecto a señalización luminosa de emergencias, distintivos y apariencia.

Tiene capacidad para estabilizar y trasladar a un paciente crítico como unidad de SVA.

En cuestión de material de electromedicina cuenta con respirador Oxilog 3000, bomba de perfusión y monitor desfibrilador Schiller. Se ha adaptado para dar cobertura a incidentes NBQ.

Vehículos NBQ GIETMA (Grupo de intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales)
Destinado a detectar, identificar y con capacidad de toma de muestras para verificación de riesgo, se carrozó el vehículo de reconocimiento NBQ Velire con plataforma VANTAC.

Como estación de tratamientos de aguas contaminadas cuentan con el camión de alto tonelaje fabricado por SETA y, para completar el equipo NBQ, el fabricante Rosembauer sobre plataforma SCANIA monta un brazo hidráulico metz b 32.

Además de estos vehículos, su estación de descontaminación de personal permite tratar a 60 personas por hora, disponiendo de una estación especial de descontaminación de equipos de protección y objetos sensibles. Ambas estaciones están fabricadas por la empresa Kartcher.

Vehículos contra incendios
Hasta cuatro modelos diferentes de autobombas se han carrozado para la intervención en incendios de grandes dimensiones con diferentes capacidades de carga, que pueden alcanzar hasta 3900l de agua. Cuentan con el camión cisterna (nodriza) de alta capacidad que almacena 13500l. Las marcas elegidas para equipar estos dispositivos han sido IVECO, URO y SCANIA que dotan al parque móvil con más de 200 unidades.

Para terminar con este gran parque móvil terrestre, la UME dispone de camiones quitanieves, vehículos de mando y control, comunicaciones y de transporte de material que darían para otro reportaje.

MEDIOS AÉREOS
 La UME trabaja con las siguientes aeronaves para extinción de incendios y evacuación.
- 14 aviones Canadair CL-215-T con una capacidad de carga de agua de 5443 litros y 2 compuertas.
- 3 aviones Bombardier CL-415 con una capacidad de carga de agua de 6123 litros y 4 compuertas.
- 4 helicópteros EC-135 (HU-26) con capacidad de evacuación médica CASEVAC y transporte de viajeros de hasta 5 personas más dos tripulantes.
- 4 helicópteros Super Puma (HU-21) y Cougar (HU-27) con capacidad de evacuación médica MEDEVAC y total helibalde de 2850 litros.
- 2 helicópteros Cougar (HU-27) con una capacidad total helibalde de 2850 litros.

EMBARCACIONES
Una lancha neumática ZODIAC MARK IV, con una capacidad máxima de 14 tripulantes, y una embarcación modelo EMBRA rígida de aluminio que admite hasta 12 pasajeros, son las opciones elegidas por la UME para este propósito.

FORMACIÓN
El centro docente militar encargado de la formación del personal de la UME es la Escuela Militar de Emergencias (EMES). Se crea por Orden DEF/85/2017 y se configura desde las premisas de selección de personal, formación continuada y especializada.

Independientemente de la formación básica, los miembros de la UME, mediante el denominado concepto “multiroll”,  son instruidos de manera individual con técnicas para desempeñar un puesto operativo concreto, como rescate vertical, rescate acuático en superficie y patrón náutico básico y, de forma general modular, para hacer frente a los incendios forestales, seísmos, inundaciones, tormentas invernales, deslizamientos y volcanes.

Uno de los secretos de la UME radica en la flexibilidad y capacidad de adaptación a los nuevos tiempos, donde se aplica el acelerado desarrollo de la tecnología que camina hacia la inteligencia artificial o la evolución de nuevos sistemas de comunicaciones que favorecerán un mayor tiempo de reacción y respuesta.

La voluntad de su personal, siempre dispuestos para servir a los ciudadanos; su gran operatividad, formación, material y logística han configurado a la UME como uno de los mejores servicios de emergencias, hasta convertirse, finalmente, en una unidad de referencia internacional en la gestión de catástrofes de todo tipo.

Para países vecinos y amigos interesados en incorporar entre las filas de sus fuerzas armadas unidades de estas características, la UME ofrece asesoramiento gracias a la experiencia adquirida con un plan de formación de unidades militares de emergencias denominado (FORUME), que se creó ante el reconocimiento y gran acogida que internacionalmente ha supuesto la Unidad Militar de Emergencias. Tal es así, que cerca de 60 países han visitado sus instalaciones, y esta unidad es requerida en múltiples actividades  conjuntas de la OTAN o foros internacionales sobre la gestión de desastres y catástrofes, formación y asesoramiento.

Prueba de ello es el convenio que se firmó en el año 2009 con Francia para la cooperación en el desarrollo de formación y ejercicios conjuntos en situaciones de emergencia y protección de la población civil, o el acuerdo firmado en el año 2011 con Marruecos con intercambio de observadores y formación especializada a las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos.

La mayoría de los países hispanohablantes de América se han interesado por la UME, incluso se realizan anualmente intercambios de personal con EEUU en ejercicios y simulacros. Es habitual que algún equipo de la  Special Purpose Marines AirGroung Task Force (SPMAGTF), con base en Morón, participe  en los ejercicios anuales de la UME todos los años.

Quiero dar las gracias expresamente al Comandante médico Marco Antonio de Nicolás Álvarez y al Capitán enfermero José Ramón Rey Fedriani por su colaboración y asesoramiento en todo lo relativo a la UME para la publicación de este reportaje.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn