• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Desde el inicio de la emergencia sanitaria creada por la pandemia provocada por el COVID-19, una de las secciones que está teniendo una gran implicación en el seguimiento diario de las actuaciones de los intervinientes es la sección de Psicología.

Conscientes de que los militares están expuestos a una gran variedad de estresores que no sólo pueden interferir en su rendimiento actual, sino que podrían derivar en consecuencias psicológicas en el medio-largo plazo, la sección de psicología de la UMEA está promoviendo medidas de atención psicológica a los mismos, para proteger, primero su propia salud, pero también para preservar su capacidad de actuación, tan necesaria en esta situación.

Desde sus inicios la UME ha sido consciente del desgaste emocional que puede producir una emergencia en su personal, por lo que tiene establecido en su Plan Permanente de Preparación un apartado específico de entrenamiento psicológico, para dotar a cada interviniente de unas herramientas básicas que le permitan tener un rendimiento óptimo en el día a día, y así brindar la mejor atención posible también a los ciudadanos que están sufriendo esta crisis.

En concreto ante la Operación “Balmis”, para reforzar las actuaciones del personal desde todos los ámbitos de la intervención, se ha diseñado un plan de atención psicológica a los intervinientes, con el objetivo de establecer una serie de medidas preventivas que aseguren el rendimiento y la salud de cada miembro de la UME. Para ello se han establecido tres actuaciones básicas:

Por un lado la difusión de material informativo sobre los riesgos psicológicos de la situación, así como material de apoyo para que el personal sepa cómo compaginar su intervención, con sus vicisitudes personales y/o familiares. Por otro, la Creación de un teléfono de atención psicológica para intervinientes y para personal UME afectado por COVID-19. Y finalmente, el establecimiento de procedimientos grupales PRE/POST intervención, para la prevención psicológica de aquel personal que desarrolle misiones específicas de elevado impacto emocional.

En definitiva, la sección de Psicología de la UME trata de que a nivel psicológico los intervinientes puedan dar lo mejor de sí en beneficio de los ciudadanos, sin olvidar que nuestro personal es un bien preciado que también merece ser cuidado.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn