• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Unidad Comarcal de Extinción de Incendios y Salvamento, en Espejo (Álava) dobla su espacio con nuevos dormitorios, un mayor hangar y un espacio específico para la ambulancia comarcal. En los primeros meses de 2020 también se incorporará una autobomba rural pesada y de un vehículo nodriza.

Las Bomberas y Bomberos Forales de Álava cuentan desde ya con una UCEIS "más cómoda, eficiente y profesional, adaptada a las necesidades de nuestros profesionales” en Espejo. Así de contundente se ha mostrado la diputada de Equilibrio Territorial, Irma Basterra, durante la visita que ha realizado esta mañana a la Unidad de Extinción de Incendios y Salvamento situada en el corazón de la Cuadrilla de Añana.

Durante los últimos meses, el edificio ha sufrido una completa transformación, incluida una ampliación de sus instalaciones que permitirá a los profesionales disponer de un total de 828 metros cuadrados, más del doble de los que sumaban hasta ahora.

“La ampliación se ha llevado a cabo mediante la construcción, junto al antiguo edificio, de un edificio de planta baja que se une al principal mediante una galería. Además la ambulancia comarcal ha pasado a tener su sede en la propia UCEIS, con lo que se consiguen importantes sinergias en el ámbito de la gestión de emergencias, con un nuevo garaje, así como oficinas para personal sanitario, botiquín y estancia con cocina”, ha explicado Irma Basterra.

Pero esta no es la única novedad que se puede apreciar en la UCEIS de Espejo. Las bomberas y bomberos destinados a este parque disfrutan desde hace unos días de un nuevo vehículo que resultaba indispensable para el trabajo de estos profesionales en la zona. Se trata de un Auto-Brazo articulado, carrozado sobre chasis MAN, para trabajos de extinción y rescate en altura, un vehículo montado en un chasis 4X2, con un PMA de 15 TM y motor diésel de 290 CV de potencia.

“Con 22 metros de altura, cuenta con un brazo articulado que se conecta con una cesta de trabajo de 400 kg de carga, con línea de agua integrada. Además, está gestionado por un sistema informático de última generación”, ha señalado Javier Carro, el director del Organismo Autónomo Bomberas y Bomberos Forales de Álava, que ha acompañado a la diputada en la visita, en la que también ha participado el jefe de bomberos Javier García Reina.

“Es uno de los vehículos más pequeños y compactos del mercado y, por tanto, una de sus principales ventajas es que está operativo desplegando los apoyos mínimamente, lo cual permite trabajar en calles estrechas. Estas características y dimensiones le permiten una fácil y rápida circulación y trabajo tanto en zonas urbanas/rurales como industriales”, han subrayado. “estas particularidades hacen que sea el vehículo de incendio y rescate en altura idóneo para la zona de influencia de este parque”.

Las y los Bomberos Forales de Álava ya contaban con vehículos autoescalera pero ningún Auto-Brazo. En este sentido, su llegada a Espejo era clave, ya que el parque no contaba con vehículo de altura debiéndose apoyar siempre desde Nanclares, con el retraso que suponía en la intervención. Además, su reducción de anchura y de longitud en comparación a otros lo hace más versátil  Prentsa Oharra y permite acceder a calles estrechas con mayor facilidad, problema que se encuentra mucho en el ámbito rural.

Con esta adquisición, y con la llegada en los primeros meses de 2020 de una autobomba rural pesada y de un vehículo nodriza, el organismo da un importante paso adelante en su equipamiento, aunque ya tiene en el horizonte su próximo objetivo, un contenedor para Riesgo Químico que llegará el año que viene a Álava.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn