• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha iniciado un proyecto para mejorar la identificación de personas que sufren violencia de género desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias sanitarias.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, perteneciente a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, ha anunciado en el Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la puesta en marcha un proyecto de investigación dirigido a la detección precoz del maltrato desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias sanitarias, a través de la identificación de patrones en la voz en las víctimas.

Financiado con fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, y seleccionado entre decenas de proyectos presentados, el servicio de emergencias sanitarias 061 llevará a cabo un análisis de las llamadas recibidas  en el último año de personas víctimas de malos tratos que han solicitado asistencia sanitaria a los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061, y cuya situación fue identificada con posterioridad a su llamada, tras recibir asistencia  de los equipos de urgencias y emergencias.

Según los expertos, una de las mayores dificultades para el registro de casos de maltrato en los centros de coordinación de urgencias y emergencias sanitarias, es que frecuentemente se presenta como múltiples patologías que pueden no identificarse inicialmente como maltrato y por lo tanto no se benefician desde el primer momento de la ayuda que el sistema sanitario público puede proporcionarles.

Ante la detección de un posible caso de maltrato, junto al envío de la asistencia sanitaria que solicita la víctima, el centro coordinador de urgencias y emergencias pone en conocimiento de las autoridades pertinentes la situación, al tiempo que se inicia un protocolo procedimiento específico para que desde los centros sanitarios puedan continuar con la asistencia sanitaria, recibir apoyo psicológico, e información sobre cómo denunciar.

Este proyecto de investigación, que se desarrollará a lo largo de los próximos dos años, tiene como principal objetivo definir un patrón de voz usando una herramienta informática, para analizar la comunicación y el lenguaje de la mujer víctima de maltrato que demanda asistencia sanitaria a los centros de coordinación de urgencias y emergencias sanitarias. Una vez identificado dicho patrón de voz, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias impartirá  formación a los profesionales sanitarios para el uso de esta herramienta cuya finalidad será ayudar a la detección precoz, a dar veracidad a la sospecha y a facilitar su priorización de la asistencia y la puesta en marcha de los protocolos de actuación ante estos casos.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn