• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

En 2018, se registraron 10 situaciones de agresiones a profesionales de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha iniciado la especialización de sus profesionales sanitarios en prevención de agresiones, con el objetivo de ayudarles a desarrollar las habilidades necesarias para anticipar y abordar situaciones conflictivas que se puedan encontrar durante el ejercicio de sus funciones.

Esta actividad formativa, iniciada en Granada y dirigida tanto a médicos, como enfermeros y técnicos en emergencias del 061, trasladará a los sanitarios herramientas para que durante la asistencia a un paciente puedan reconocer e interpretar determinadas reacciones corporales que indiquen una posible agresión, conflicto o amenaza y actuar rápidamente a fin de evitarlas en la medida de lo posible.

En 2018, se registraron 10 situaciones de agresiones a profesionales de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061), que afectaron a un total de 12 profesionales, de los cuales 7 sufrieron agresiones físicas y 5 verbales, siendo por sexo el 58% hombres y el 42% mujeres.

Nuevo Plan de Agresiones
Esta iniciativa forma parte de las acciones emprendidas por la Consejería de Salud y Familias dentro del nuevo Plan de Agresiones en el que se viene trabajando. Además, el nuevo Plan incluirá medidas dirigidas a la concienciación de los pacientes y usuarios con campañas informativas explicando cómo funciona el sistema sanitario andaluz y qué puede o no puede hacer un profesional. Este desconocimiento lleva, en muchas ocasiones, a exigir cosas que sobrepasan el ámbito de actuación del profesional. Además, es fundamental que los ciudadanos tomen conciencia de que un problema nunca se resuelve con una agresión.

El nuevo Plan incorporará también un programa especial de acompañamiento al profesional agredido y supondrá la habilitación de canales ágiles y rápidos para que la persona que sufre una agresión, ya sea verbal o física, no esté sola momentos después de ser agredida. Así, se ofrecerá apoyo desde el primer momento y se facilitará la aplicación de las medidas del Plan.

Del mismo modo, se facilitará atención psicológica durante el tiempo que sea necesario y, en todo momento, se acompañará al profesional agredido a asistencia sanitaria. Otra de las medidas que contempla el Plan es la simplificación de la tramitación burocrática, de manera que se pueda simultanear la cumplimentación de los documentos para evitar que el profesional tenga que recordar repetidamente lo ocurrido.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn