• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El SUMMA 112 activó desde su Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias en 2018 un total de 1.655 alertas hospitalarias por Código Ictus, una cifra que no deja de crecer año tras año y que supone entre 4 y 5 casos al día.

El ictus representa actualmente la segunda causa de muerte en España, después de la cardiopatía isquémica, y la primera causa de muerte en la mujer. Es una de las enfermedades neurológicas más prevalentes, aparte de la primera causa de discapacidad en el adulto y la segunda causa de demencia. En los hospitales del Servicio Madrileño de Salud se atendieron durante el año 2018 un total de 9.664 episodios de ictus, con un promedio de edad de 74 años.

En la fase previa al hospital, a través del Centro Coordinador del Servicio de Urgencia Médica de Madrid-SUMMA 112, se establece la ordenación y racionalización de los recursos existentes, para permitir que aquellos pacientes que sufren un ictus puedan ser atendidos lo antes posible en las unidades de ictus de los centros hospitalarios. Actualmente, 10 hospitales del Servicio Madrileño de Salud disponen de Unidad de Ictus: La Paz, Ramón y Cajal, La Princesa, Clínico San Carlos, Gregorio Marañón, 12 de Octubre, Puerta de Hierro, Fundación Hospital Alcorcón, Rey Juan Carlos y Príncipe de Asturias.
 

Asimismo, la Comunidad de Madrid ha reforzado el papel que desarrollan habitualmente los centros de salud en la atención y diagnóstico precoz del ictus, así como en la prevención y seguimiento de pacientes que han sufrido la enfermedad, como se recoge en el recién actualizado Plan de Atención a los Pacientes con Ictus 2019 de la Comunidad de Madrid. Así lo ha explicado el consejero de Sanidad del Gobierno regional, Enrique Ruiz Escudero, en la visita que ha realizado al Centro de Salud Isla de Oza, en Madrid capital, con motivo del Día Mundial del Ictus que se celebra hoy.

Ruiz Escudero ha estado acompañado por el director general del Proceso Integrado de Salud, Manuel de la Puente; la gerente asistencial de Atención Primaria, Marta Sánchez-Celaya; la Directora Médico del SUMMA 112, Fátima Gutiérrez, y profesionales de la Comisión de Ictus. en una visita en la que profesionales sanitarios le han mostrado cómo se activa el Código Ictus desde un Centro de Salud. En este sentido, el objetivo es reducir la mortalidad que causa esta patología, así como sus secuelas, reduciendo el tiempo que transcurre desde que el paciente con sospecha de ictus acude a su centro de salud hasta la llegada a uno de los hospitales con Unidad de Ictus. El Código contempla también los cuidados y tratamientos del paciente previo a su traslado por el SUMMA 112.

Por otro lado, los centros de salud desempeñan una importante labor en la prevención tanto antes como después de producirse un ictus (prevención secundaria). Al año, los profesionales realizan seguimiento a aproximadamente 5.000 pacientes con ictus, lo que incluye el control de factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, que es el factor de riesgo más importante para el ictus, después de la edad; un plan de cuidados así como el tratamiento farmacológico. El 88,41% de los pacientes con enfermedad cardiovascular (ictus y otras) reciben tratamiento anticoagulante.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn