• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Después de la introducción de pequeños camiones de bomberos eléctricos, la compañía está dando un paso más en el desarrollo de vehículos contra incendios con tecnología de conducción alternativa y sostenible.

En su conferencia de prensa anual en Ulm, Magirus, uno de los primeros fabricantes mundiales de vehículos para protección contra incendios y desastres ha presentado una autobomba de gas natural. La compañía da un nuevo paso en la implementación de vehículos de extinción de incendios ecológicos.

A través de su serie "Innovative Drive Line (iDL)", Magirus está transformando los últimos desarrollos en el campo de la tecnología de conducción alternativa en vehículos orientados a los servicios de extinción de incendios. "Con el iDL, Magirus está consiguiendo una solución técnicamente factible y tácticamente adecuada a la producción en serie", dice Marc Diening, CEO de Magirus, resumiendo los objetivos de la nueva serie.

Respetuoso con el medio ambiente, holístico, eficiente
El (H) LF 10 está construido sobre un chasis Iveco Eurocargo "Natural Power" 4x2 con 420 litros de gas natural comprimido (GNC) y una transmisión totalmente automática del convertidor de par Allison. Con rangos de hasta 300 kilómetros y una operación de la bomba de hasta 4 horas y sin compromisos en la carga, el vehículo cumple totalmente con los estándares actuales de calidad. Se ha prestado especial atención a la seguridad en la instalación del GNC, se probó y homologó exhaustivamente.

Con su "Línea de conducción innovadora", Magirus es pionero en la producción en serie de vehículos contra incendios sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. El primer camión de bomberos totalmente eléctrico de Magirus marcó el primer paso decisivo en el camino hacia un uso más extendido de los camiones de bomberos con cero emisiones en 2018.

Magirus otorga una particular importancia a la eficiencia y la fiabilidad, así como a la flexibilidad con respecto a los requisitos de carrocería individuales de los departamentos de bomberos de todo el mundo.

KLF iDL exitosamente en acción
El año pasado, un conocido fabricante alemán encargó dos de los pequeños camiones de bomberos iDL de potencia eléctrica recién introducidos. Los dos KLF iDL se entregaron siete meses después y han estado proporcionando protección contra incendios en el sitio de producción desde enero. Con los vehículos maniobrables libres de emisiones, la brigada de bomberos de la planta puede, entre otras cosas, acortar aún más el tiempo para llegar al lugar del incendio. Teniendo en cuenta la estructura del personal, el objetivo es mejorar la prevención de daños y evitar posibles paradas de producción debido a incendios. Los responsables quedaron particularmente impresionados por las dimensiones compactas del vehículo de 3.900 mm de longitud, 1.400 mm de ancho y 2.170 mm de altura y la alta carga útil del KLF iDL. Junto con la transmisión libre de emisiones, el camión de bomberos puede penetrar profundamente en las salas de producción y también puede funcionar dentro de edificios.

En 2018, Magirus presentó el HLF iDL, el segundo vehículo eléctrico en el segmento de pequeños vehículos de bomberos. Con un alcance de hasta 110 km, una duración de la batería en modo de bomba de hasta 4 horas y una velocidad máxima de 65 km / h, la compañía complementa su serie iDL con un vehículo compacto de tracción total con una bomba integrada. Con 40 l / min a 40 bar y la superestructura extraíble, el vehículo es potente y altamente flexible. Además de usarse dentro de edificios o terminales, ambos camiones también pueden usarse en áreas urbanas como centros comerciales, estaciones de ferrocarril, callejones estrechos o túneles.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn