• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
BUFF 2019
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La infraestructura dispone de un área de aproximación y despegue de más de 20 x 20 metros una red de alumbrado de balizamiento donde se ha hecho una inversión de 182.000 euros.

La nueva helisuperficie del Hospital de Tortosa Verge de la Cinta (HTVC) está formada por una nueva pista de aterrizaje de helicópteros de hormigón armado, con un área de aproximación final y de despegue más grande (20 mx 20 m) y un área de seguridad operacional también mayor (34,10 mx 34,10 m), con capacidad para los operadores habituales (SEM y Salvamento Marítimo). Además, se ha construido una red de alumbrado y balizamiento de la pista, que permitirá que operen los vuelos nocturnos, y también una red de protección contra incendios tal como requiere la normativa actual. Los trabajos se han completado con la mejora de la señalización, el acceso a pista desde el vial y la construcción de una valla perimetral.

La obra de acondicionamiento de la helisuperficie del HTVC ha supuesto una inversión de 182.000 euros; la empresa adjudicataria ha sido BECSA.

Próximas fases del vuelo nocturno
La próxima fase prevé la creación de helisuperficies pactadas con el territorio. El objetivo es conseguir la ampliación geográfica de la operación aérea a los llamados puntos de aterrizaje satélite . Se trata de hacer un aterrizaje nocturno con seguridad en lugares que cumplen las condiciones, como los campos de fútbol.

Son los servicios llamados "primarios diferidos", ya que los espacios donde se aterriza están muy cerca de los corredores nocturnos y permiten acercar el helicóptero medicalizado al lugar del incidente. Después del verano se hará una prueba piloto en el campo de fútbol de Moià, para dar cobertura aérea nocturna en este territorio.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn